¿Por qué desaparecieron los cuernos?

La evolución de las medidas de las bicis los han acabado haciendo innecesarios
-
¿Por qué desaparecieron los cuernos?
Año 1992, el uso de acoples hacía furor y era casi indispensable en las carreras

Hace años los acoples de manillar eran imprescindibles, uno de los accesorios que definían a las mountain bikes, al igual que, por ejemplo, los tres platos. Hoy han sido completamente superados y es muy difícil verlos en una MTB, al menos si es una bici relativamente moderna. Por eso hay quien se pregunta que algo que antes era tan incontestable cómo es posible que ahora haya quedado completamente desterrado.

Los acoples o “cuernos” fueron desapareciendo a medida que las geometrías y los circuitos fueron evolucionado. Primeramente sus beneficios argumentaban una mejor respiración al abrir el agarre (más apertura torácica, cuando los manillares eran de 560 o 580 mm), menos fatiga al poder cambiar de posición, y una mejor posición en subidas muy acusadas, donde ayudaban a adelantar el peso.

Ahora los manillares son mucho más anchos (690-710mm en XC) y las geometrías de los cuadros más equilibradas, específicas y cómodas, por lo que son unos elementos totalmente innecesarios. 


También te puede interesar

15 inventos fracasados del MTB


 

Te recomendamos

La Strike eRIDE es la última incorporación al catálogo de Scott, una bici que retoma ...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

BH fue absoluta pionera en la llegada de las bicis eléctricas, y eso le sigue dando v...

La alianza entre un cuadro compacto y unas ruedas de 29” da como resultado una Trail ...

Repasamos con la gama de Scott eRIDE las dudas más frecuentes acerca de las bicis elé...

Que tu ruta o carrera sea un éxito o un fracaso tiene mucho que ver con lo que comemo...