Ropa de ciclismo para equiparse en invierno: ¡Se acabó pedalear con frío!

¿Sabes cómo equiparte en invierno y en periodos de entretiempo? Tanto si haces bicicleta de carretera, como bicicleta de montaña sabrás que el ciclismo es uno de los deportes más duros.
-
Ropa de ciclismo para equiparse en invierno: ¡Se acabó pedalear con frío!
Ropa de ciclismo para equiparse en invierno: ¡Se acabó pedalear con frío!

¿Sabes cómo equiparte en invierno y en periodos de entretiempo? Tanto si haces bicicleta de carretera, como bicicleta de montaña sabrás que el ciclismo es uno de los deportes más duros. Por eso a continuación te proponemos 7 consejos que te serán muy útiles para escoger la equipación de ciclismo adecuada para invierno antes de las salidas. 

1- Empieza por la cabeza. En función del número de aperturas de ventilación que tenga tu casco, éste ofrecerá una mayor o menor protección ante las temperaturas externas. Ante el frío, puedes considerar equiparte con una braga de cuello y con un gorro interior específico para llevar debajo del casco. Claro que, también puedes optar por tapar las entradas de aire con algún accesorio específico o de manera artesanal.

2- Protege tus ojos. Los cambios repentinos de luz pueden resultar molestos e incluso dañarnos la vista. Por ello es recomendable que utilices gafas fotocromáticas, que se oscurecen más o menos según la intensidad de la luz. También puedes optar por gafas con diferentes lentes intercambiables, que te aportarán una óptima visión ante cualquier situación como la lluvia o el viento, donde las lentes transparentes te salvarán del barro y del polvo.

3- Pecho y espalda, siempre protegidos. Juntamente con manos y pies, el tronco es la parte del cuerpo que más nos interesa mantener con la temperatura adecuada. Durante el otoño, puede ser que un maillot largo sea la solución a primera hora, pero nos acabe sobrando cuando el sol empiece a calentar. Como alternativa puedes utilizar una camiseta interior de manga corta, para llevarla debajo del maillot o un chaleco. Todo ello puedes combinarlo con el producto estrella de entretiempo: los manguitos, que protegerán tus brazos del frío. Tampoco debes pasar por alto la chaqueta cortavientos e impermeable para combatir el viento y la lluvia, que también te servirán para completar la ropa de ciclismo para el frío junto con las chaquetas.
Además, algo que resulta positivo de todas estas prendas es el poco espacio que ocupan, por lo que cuando ya no te hagan falta, puedes guardarlas cómodamente en los bolsillos traseros del maillot.

4- Manos y pies, los puntos más críticos. Seguramente son las partes más sensibles del cuerpo, pero no por abrigarte más vas a salvar el frío. Debes tener en cuenta que, si no dispones de una prenda térmica que ayude a transpirar y a evacuar el sudor, éste te va a acompañar el resto de la ruta. Así que debes escoger unos guantes y calcetines con un grosor y una transpirabilidad adecuada capaces de evaporar todo el sudor.

5- Cuida tus piernas, son tu motor. Las piernas disponen de gran variedad de prendas, según las preferencias de cada uno. Para guardar el calor e impedir que el frío te agarrote los músculos, no hay nada como un buen culotte largo de invierno que proteja. Claro que los más valientes continuaréis utilizando los culottes cortos hasta bien entrado el otoño, pero la mejor alternativa suelen ser las perneras o los culottes tres cuartos, ya que nos permiten poder regular mejor la temperatura ante un cambio inesperado del tiempo.

6- Con los pies fríos no se piensa bien. Ya hemos comentado en el tercer punto que los pies es una de las partes del cuerpo que suele sufrir más el frío, provocándonos una de las peores sensaciones del ciclismo. Si no dispones de unas zapatillas lo suficientemente tapadas, puedes utilizar unos cubrezapatillas (o botines) que te ayudarán a frenar la entrada de aire y a mantener siempre la temperatura correcta en los pies.

7- Sé práctico, coge la mochila. Será la prenda más útil si deseas guardar de manera cómoda las prendas que ya no necesites en ese momento. Además, si dispones de una mochila de hidratación, ahorrarás tener que parar a rellenar el bidón. 

Resumiendo, el invierno es la estación más dura del año y por lo tanto debemos saber reaccionar rápidamente a los cambios de temperatura por el bien de nuestra salud. Por suerte, el mundo del ciclismo dispone de una amplia gama en equipación de ciclismo de invierno para tener un trayecto cómodo, agradable y así evitar la incómoda sensación de frío que puede acabar en un buen resfriado. 

Si deseas encontrar las mejores marcas en ropa de ciclismo para otoño e invierno, entra en https://www.motocard.com/ciclismo/ y ¡equípate como te mereces!