¿Notas tus suspensiones más blandas?

Si hace bastante calor puedes llegar a notar esto. Antes de pensar en que vas a tener que ir al taller, usa los ajustes de tus suspensiones.

¿Notas tus suspensiones más blandas?
¿Notas tus suspensiones más blandas?

Ya estás pensando en que el taller está en el horizonte, pero a lo mejor lo que está pasando es tan sencillo como que está haciendo más calor, y en la montaña tu horquilla se va calentando al sol y eso conlleva un cambio interno. El cambio llega a la densidad del aceite, que es el responsable de la amortiguación de tus suspensiones, es decir, el que hace que la horquilla no rebote, que tenga un tacto controlado. Ese aceite pasa por unos orificios y genera una resistencia que impide que la horquilla sea demasiado viva o alocada. Si cambia la densidad de ese aceite, cambia la resistencia al paso por ese mismo agujero, y así cambia el comportamiento de la suspensión.

Esto podemos compensarlo con los controles de rebote y de compresión, el primero es el más frecuente. Al igual que en invierno recomendábamos abrir un poco ese dial, hacia posiciones más vivas, para compensar esa mayor densidad del aceite más frio, en verano es al contrario, hay que cerrar el paso porque el aceite está más fluido. Ve poco a poco, click a click, para encontrar de nuevo el tacto de suspensión que te gusta. Normalmente con un leve ajuste bastará, a no ser que pases del frío ártico al desierto del Sahara.

Y si esto no funciona tampoco hay que descartar que se trate de una avería, en cuyo caso sí que se harían realidad tus peores augurios. ¡Que haya suerte!

Ajusta las suspensiones de tu bici paso a paso

Relacionado

Ajusta las suspensiones de tu bici paso a paso

Ajusta la suspensión a tu peso

Relacionado

Ajusta la suspensión a tu peso