Sillín: Si mueves tu cadera algo está mal

Pueden llegar a aparecer rozaduras en la zona del perineo, por el roce del sillín. Si desde atrás te dicen que estás “moviendo tus caderas” hay que tomar medidas, nunca mejor dicho
Iván Mateos -
Sillín: Si mueves tu cadera algo está mal
Sillín: Si mueves tu cadera algo está mal

Las rozaduras en la zona del perineo pueden llegar a ser algo frecuente al montar. Puedes probar a utilizar alguna crema antirozaduras de las que hay en el mercado, y que se aplican directamente sobre la piel o sobre la gamuza, pero también pueden deberse a otras razones y si es así no se van a arreglar del todo con cremas o un nuevo culote. Con frecuencia se trata de un problema de altura del sillín. Que un amigo se sitúe detrás y se fije si al pedalear tu cadera oscila de lado a lado. Si ocurre esto, es un síntoma inequívoco de sillín alto, que suele causar fricciones. La cadera debe mantenerse horizontal y estable.

Si ocurre esto puedes revisar la altura del sillín con varios métodos. Haz click para conocer cada método:

Con una cinta métrica. En tres pasos tendrás una altura de sillín adecuada.

Por sensaciones. No necesitamos medir nada. Sólo necesitamos nuestar bici y una subida de carretera constante.

Estudio biomecánico. Un profesional te ayudará a ajustar todas las variables de tu bici a tu fisionomía, entre ellas la altura de sillín.

También te puede interesar

Hay una fórmula que calcula, a partir de esta medida, cómo has de ajustar la altura del sillín. Pero, ¿es fiable este método?

Te recomendamos

¿Cuáles son los secretos del éxito? Te proponemos un plan de entrenamiento de 6 seman...

Con un cuadro especialmente diseñado para sus ruedas de diferente diámetro, alcanza u...

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

El primer capítulo de los Jorba Brothers ya está en marcha. La primera entrega de #SC...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...