Pasa revisión a tu bici

¿Cada cuántos kilómetros? En los siguientes puntos encontrarás unos “parámetros básicos” a chequear en tu bici cada determinados kilómetros, ya sabes, como en los coches, la revisión de los nosecuantítosmil...
MARCOS PÉREZ, FTO.: GONZALO MANERA -
Pasa revisión a tu bici
Pasa revisión a tu bici

 

[CADA SALIDA] 1. Revisa la presión de tus ruedas. 2. Repasa bien tus neumáticos en busca de cortes u objetos clavados. 3. Comprueba el funcionamiento de los frenos. 4. “Sacude” la bici en busca de ruidos raros o  algo suelto, como por ejemplo la dirección. 5. Gira los pedales hacia atrás, asegúrate de que tu cadena está bien lubricada y nada roza. 6. Dale un “lavadito” si la salida ha sido con lluvia, o barro o si el terreno estaba muy seco; el polvo es también un poderoso “enemigo” de nuestras monturas. 7. Limpia y lubrica, ligeramente las barras de tus suspensiones.

 

[CADA 150 Km.] 1. Mide tu cadena en busca de desgastes prematuros. 2. Chequea tus cables y tus fundas en busca de posibles cortes. 3. Limpia a fondo la cadena y lubrícala una vez esté bien seca. 4. Echa un vistazo a tus pastillas de freno o zapatas para comprobar el desgaste. 5. Repasa tus cubiertas y el desgaste de las mismas. 6. Asegúrate de no tener holgura en los ejes de las ruedas.

 

[CADA 500 Km.] 1. Sujeta con fuerza las bielas y, moviéndolas de lado a lado, asegúrate de que no hay ninguna holgura. 2. Lubrica todos los puntos de giro de tu bici (bieletas, anclajes de amortiguador, etc...). 3. Da un repaso a todos los tornillos de la bici para verificar que no hay ninguno suelto. Pon especial énfasis en potencia, manillar, sillín, tija de sillín, etc... 4. Repasa pacientemente el cuadro en busca de grietas o fisuras; los puntos más críticos suelen ser la parte inferior trasera de la pipa de dirección y la zona del pedalier. 5. Lubrica los cables de cambio y comprueba su desgaste.

 

[CADA 1.000 Km.] 1. Repasa bien tus llantas en busca de golpes o fisuras y comprueba, de paso, que estén bien centradas. 2. Si has montado en malas condiciones climatológicas desmonta, revisa y engrasa los rodamientos de tu bici (dirección/pedalier). 3. Chequea las calas de tus zapatillas y cámbialas si están muy deterioradas; de paso echa un vistazo a tus pedales en busca de holguras, límpialos a fondo y lubrica los muelles. 4. Saca la tija de sillín y límpiala bien. Al montarla aprovecha y re-engrasa la piña en la ancla el sillín para evitar ruidos y crujidos; haz lo mismo al montar la tija en el cuadro.

 

[CADA 2.000 Km.] 1. Engrasa todos los rodamientos y puntos de giro de tu bici que no sean sellados; y sean sellados o no, chequea el desgaste y sustitúyelos si fuera necesario. 2. Quita los neumáticos y chequea el fondo de llanta. 3. Cambia cables y fundas, seguramente a estas alturas de su vida útil estén deteriorados y dados de sí, sobre todo los de cambio. Si tus frenos son de disco chequea los mismos en busca de desgaste y busca fugas en los latiguillos, sobre todo en sus uniones con maneta y pinzas de freno.

 

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...