Recolocar las pinzas de freno

Después de una caída, un toque o simplemente porque se aflojen los tornillos, tus pinzas de freno pueden descolocarse haciendo que el disco roce.
MARCOS PÉREZ, FTO.: GONZALO MANERA -
Recolocar las pinzas de freno
Recolocar las pinzas de freno

HERRAMIENTAS


1. Llave Allen de 4 ó 5 mm.
Generalmente estas son las dos medidas de los tornillos que aseguran las pinzas de freno a nuestro cuadro en la parte trasera o a la horquilla en la parte delantera.

Publicidad

PASO A PASO...

Unas pinzas de freno mal colocadas o alineadas sobre nuestro cuadro u horquilla suelen ser la causa de molestos roces y ruidos en nuestros frenos al rozar las pastillas sobre los discos. La solución es tan sencilla como recolocar las pinzas para evitar dichos roces, te explicamos cómo hacerlo.


1.
Ahí tenemos el origen de los ruidos y rozamientos; bien sea porque la pinza no está alineada correctamente con el disco de freno o porque esté desplazada hacia uno de los dos laterales del disco. Vamos a resolverlo.


2.
Lo primero será soltar un poco los tornillos que aseguran la pinza de freno al cuadro u horquilla de nuestra bici. Normalmente estos tornillos son con cabeza Allen, bien de 4 ó 5 milímetros dependiendo del fabricante. Busca la herramienta adecuada en tu multiherramienta y ponte manos a la obra.


3.
Nunca sueltes completamente los tornillos, sólo es necesario que los aflojes un poco, para permitir que la pinza de freno se mantenga sujeta al cuadro o la horquilla de la bici presentando un poco de holgura, que puedas moverla un poco con tus manos sobre el soporte del cuadro o de la horquilla.

Publicidad


4.
Una vez hemos quitado tensión a los tornillos que aseguran la pinza a la bici presionaremos la maneta de freno; de esta manera, al estar la pinza un poco suelta, obligamos a las pastillas a pisar de la manera adecuada sobre el disco. Presiona la maneta cuatro o cinco veces con fuerza y manténla apretada la última vez que actúes sobre ella, mordiendo con fuerza el disco de freno.


5.
Ahora, y sin soltar la maneta de freno, mientras las pastillas muerden el disco, comenzamos a apretar los tornillos que anclan la pinza del freno al cuadro o la horquilla. No aprietes primero uno del todo y pases después al siguiente; ve apretando paulatinamente uno y otro. De esta manera conseguirás repartir de manera uniforme la presión en ambos tornillos, asegurando la pinza de la manera adecuada.


6.
Una vez hayas hecho esto levanta la rueda del freno sobre el que has estado trabajando y hazla girar para comprobar que los roces han desaparecido; si no es así repite esta operación. Si aún así no consigues eliminar el roce es posible que los pistones se hayan salido un poco de su posición habitual y tengas que recolocarlos, consulta las páginas 48-49 de este mismo especial para encontrar la solución.

Publicidad
También te puede interesar

Vale, esta vez te ha cogido el toro; has salido a montar y te has olvidado de coger cámara o parches... o quizás ya los has gastado. Tienes un problema...

Esta situación puede parecer el “tope de gama” de la adversidad, pero hay que saber gestionar cualquier situación; en esta vida casi todo tiene arreglo.

La repentina sensación en mitad de una ruta, de dar pedales “al aire” no es recomendable; hemos partido la cadena... menos mal que vamos preparados.

Uno de los mayores enemigos de nuestra bici es la suciedad. Es importante mantenerla limpia y siempre a punto, pero hemos de hacerlo como es debido.

Te recomendamos

La empresa británica sustituye a Movistar, promete precios asequibles y también emiti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

El fin de semana del 3 y 4 de noviembre Málaga será la ciudad sede de los E-Bike DAY...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...