¿Potencia torcida tras una caída? Así se ajusta la dirección Ahead

No es raro que se nos pueda descentrar la potencia tras una caída, pues el manillar, dada su anchura, suele ser el “parachoques” en muchas ocasiones.
MARCOS PÉREZ, FTO.: GONZALO MANERA -
¿Potencia torcida tras una caída? Así se ajusta la dirección Ahead
¿Potencia torcida tras una caída? Así se ajusta la dirección Ahead

HERRAMIENTAS


1. Llave Allen de 4 y 5 mm.
Son las dos medidas más extendidas para los tornillos de la potencia y de la tapa de la dirección. Depende del fabricante de los componentes ambos pueden ser de la misma medida o uno de cada, en cualquier caso, bastará con estas dos herramientas.

PASO A PASO...

Ante una caída o incluso si durante el transporte de la bici el manillar se ha llevado algún golpe, es bastante habitual que la potencia pueda descentrarse, y con ella el manillar. Vamos a resolverlo.


1. Como puedes observar en la foto, el manillar no sigue la línea recta que describe la rueda delantera, que sería lo ideal, ya que personalmente creo que hay pocas cosas más incómodas que ver que tu manillar y tu rueda delantera no van bien alineados mientras montas en tu bici. Además, esto condicionará la manejabilidad de tu bici y puede llegar a ser muy incómodo para tus brazos, cuello y espalda.


2. Comenzamos por aflojar, un poco, la tapa de nuestra dirección.
Para ello utilizamos una llave allen de 4 ó 5 mm. que suele ser lo más extendido entre todos los fabricantes, depende de cada marca.


3. Ahora le toca a la potencia; para poder enderezarla tenemos que soltarla del cuello de nuestra horquilla.
Tenemos que aflojar, solo un poco, los dos tornillos que la mantienen fija al tubo de la horquilla. Con respecto a esos dos tornillos ocurre lo mismo que con el de la tapa de la dirección, dependiendo del fabricante serán dos tornillos Allen de 4 ó 5 mm.


4. Ahora, con los tornillos de la tapa de la dirección y la potencia flojos, centramos la potencia.
Utilizacomo referencia la línea de tu rueda delantera, visto como si fueras subido en la bici; debes conseguir que la potencia y la rueda estén en la misma línea.


5. Toca ahora apretar los tornillos que habíamos liberado;
presta especial atención al orden en el que los apretamos, ya que esto influirá en un buen ajuste de la dirección, libre de holguras. Primero actuamos sobre el tornillo de la tapa de la dirección, la encargada de “comprimir” el conjunto de dirección para corregir holguras, pero asegurando que la dirección gire con libertad. No lo aprietes en exceso, no aprietes más cuando empieces a notar cierta resistencia, de otro modo estrangularías el conjunto de dirección. Le toca a la potencia; aprieta ambos tornillos de manera uniforme, pasando de uno a otro (no apretando uno a tope primero), así repartirás la presión en el tubo de la horquilla.


6. Para asegurarte que no haya holguras y la dirección gira libre, aprieta el freno delantero y empuja la bici de adelante a atrás.
Hecho esto, levanta la rueda delantera, cogiendo del manillar y gíralo a ambos lados, debe girar suave, prácticamente por su propio peso.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...