Mecánica: Arreglar la cadena

Es probable que no te haya sucedido nunca y puede que si sólo utilizas tu bicicleta para pasear y disfrutar del pedaleo no te suceda jamás. Pero si eres un ciclista habitual al que le gustan los senderos, resaltos y repechos, en algún momento el eslabón más débil te jugará una mala pasada. La diferencia entre volverte a casa o seguir con tu ruta es este sencillo tutorial.
Jorge López // Fotos: Gonzalo Manera // Colabora: Miguel Ángel Carrasco Hernández (Bicimanía) -
Mecánica: Arreglar la cadena
Mecánica: Arreglar la cadena.

Impone cierto respeto manipular la cadena, parece algo tan sólido y trascendente que en nuestra mente de mecánicos noveles sólo alguien cualificado puede arreglarla o sustituirla. Nada más lejos de la realidad, sirviéndonos de una herramienta (básica) podemos solucionar el inconveniente en 5 minutos. Esto nos sirve tanto para posibles roturas mientras disfrutamos de un día de bici como para sustituirla por desgaste. Como todo elemento móvil sufre un gran estrés, entre el piñón de arrastre (platos) y el piñón arrastrado (coronas) se producen fricciones y tensiones que estiran la cadena y pueden terminar causando un mal funcionamiento de toda la transmisión. Memoriza estos pasos y disfruta de dar pedales.

HERRAMIENTAS

Para esta mecánica necesitaremos: (Ver foro apertura)
1. Un tronchacadenas.
2. Alicate de eslabones.
3. Un pin de unión (eslabón).
4. Cadena.

PASO A PASO


Si queremos sustituir la cadena comenzamos por extraer el vástago de un eslabón. Colocamos el tronchacadenas alineado y giramos la manivela.


No debemos sacar completamente el pasador, luego será más complicado meterlo. En el paso anterior debemos tener cuidado ya que la diferencia es apenas de 1 mm.


Lo más habitual en caso de rotura es que la cadena caiga al suelo. A la hora de meterla de nuevo debemos prestar mucha atención para introducirla de manera correcta entre platos, piñones y cambio.


Si sustituimos la cadena, para determinar la longitud correcta debemos colocarla en el plato grande y la corona grande sin pasarla por el cambio. A esa medida añadimos dos eslabones más.


Cuando el eslabón débil cede debemos quitarlo para proseguir la ruta. Una vez en casa debemos sustituirlo ya que la cadena sufre un acortamiento que causa una tensión excesiva en el cambio.

Para manipularla en el siguiente paso un sencillo alambre nos facilitará la vida de manera extraordinaria. ¿Conocías el truco?


Con cuidado alineamos el tronchacadenas con el vástago, sobre todo al principio. Apretamos poco a poco hasta introducirlo del todo sin que salga en exceso por el otro lado.


Ya hemos terminado. Al principio la cadena queda rígida en la unión por la presión de la herramienta. Debemos ablandarla moviéndola con los dedos lateralmente. ¡A rodar!


"Una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil".
(Thomas Reid)


A TENER EN CUENTA

→ No todas son iguales: Existen cadenas para bicicleta de carretera y montaña, para 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12 velocidades, para bicicletas de piñón fijo… Debemos tener muy en cuenta este hecho a la hora de comprar una nueva. Y como siempre si tienes dudas, lleva la tuya como muestra.

→ El pin secreto: En los últimos años ha proliferado un sistema de unión más rápido y sencillo que el mostrado en este tutorial (que sigue siendo el más común). Este eslabón se quita y se pone con unos alicates en cuestión de segundos y es muy cómodo para hacer reparaciones en ruta.

→ ¡Aliméntala! Para alargar la vida útil, minimizar la fricción, evitar incómodos sonidos y ganar en eficiencia es muy recomendable lubricar la cadena con frecuencia. Siempre con una máxima, lubricar no es inundar.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...