Cómo llegar a casa con el núcleo de la rueda trasera roto

Una situación así es para echarse las manos a la cabeza preguntándote a ti mismo qué demonios hacer... nosotros nos ponemos manos a la obra.
MARCOS PÉREZ, FTO.: GONZALO MANERA -
Cómo llegar a casa con el núcleo de la rueda trasera roto
Cómo llegar a casa con el núcleo de la rueda trasera roto

HERRAMIENTAS


1. Bridas de plástico.
Gracias a ellas fijaremos el casete a los radios de la rueda para poder llegar hasta casa

PASO A PASO...

Romper la rueda libre del núcelo puede ser una avería más común de lo que pueda parecer; unos trinquetes en mal estado pueden ser los causantes de la rotura. No es una avería muy grave y, con las herramientas y las piezas necesarias no es ni difícil, ni caro de arreglar.

Pero en mitad del monte la cosa cambia, ya que deja nuestra bici completemente inutilizable. Te enseñamos una solución de emergencia, presta atención.


1. Con el núcleo roto es imposible pedalear,
ya que el casete girará sobre el núcleo sin engranar en el mismo y la fuerza de nuestras piernas no se transmitirá a la rueda.


2. Sacamos la rueda trasera de la bici
para poder disponer de más espacio y mejor “ángulo de ataque” para remendar la situación.

Publicidad


3. Una vez hemos sacado la rueda lo mejor es sentarse sobre una piedra o similar,
y apoyar la rueda sobre nuestras piernas de manera que la parte trasera del casete mire hacia nosotros, como en la foto.


4. Tal y como tenemos colocada la rueda podemos ver la parte trasera del casete;
si te fijas, verás que la corona grande tiene unos brazos que van desde el núcleo de la rueda hasta el mismo dentado del piñón. Pues bien, utilizando las bridas de plástico, -mejor que estas sean grandes y robustas- vamos asegurando dichos brazos del piñón grande a los radios de la rueda que más próximos están a la corona. Pon al menos una brida en cada uno de los brazos del casete de manera que sujeten el mismo a los radios de la rueda que más pegados están al mismo. Las bridas han de tener bastante tensión o al menos la suficiente para que permitan que el casete quede bien fijo a la rueda. Para hacerte una idea de cómo debería quedar observa bien la foto 4.


5. A continuación volvemos a colocar la rueda trasera en su sitio y ya podríamos pedalear.


6. Es importante que tengas presente una cosa:
al haber “atado” el casete de piñones a la rueda trasera con los radios, hemos perdido la rueda libre, es decir, si dejamos de pedalear la rueda se frenará en seco. Nuestra bici, para aquél que esté familiarizado con el tema, se comportará como una “fixie”, con piñón fijo. Por ello debes extremar la precaución y ser muy consciente de la situación; Estamos ante una reparación que, al menos te permitirá llegar a casa o hasta donde hayamos aparcado el coche de una manera “honrosa”, pero con mucha prudencia, por favor. Los cambios funcionarán sin problema.

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...