Limpiar con agua ¿siempre?

En estos días otoñales con frecuencia montamos con terrenos embarrados o mojados, y la bici llega a casa con una mezcla de fango, hierba húmeda, ramitas... ¿Hasta qué punto es necesario lavar la bici, y desengrasar/engrasar antes de cada salida, cada día uno tras otro?
-
Limpiar con agua ¿siempre?
Limpiar con agua ¿siempre?

El agua es el mayor enemigo de la bicicleta, y si es a presión (hidrolimpiadora), es mortal. Entra en los rodamientos, arrastrando suciedad al interior, desalojando la grasa, oxidando piezas… Si todo los días vuelves a casa embarrado, es poco práctico que hagas una limpieza a fondo, debes limitarte a los elementos de desgaste donde existan fricciones, que se acentúan con la arenilla del barro, que actúa como una lija.

Cepilla, limpia al máximo y engrasa todos los elementos de la transmisión, especialmente cadena, casete y platos. También los pivotes del cambio y los resortes de los pedales automáticos, si llevas. Pasa un cepillo, después un trapo… cuanto más limpio lo dejes mejor funcionarán al día siguiente, y más kilómetros durarán. Busca un aceite de lubricación especialmente indicado para condiciones húmedas, que aguante el tipo tras un día entero de charcos.

 

También te puede interesar


Prepara tu bici para el invierno

 


Limpieza y engrasado de la transmisión

 

Te recomendamos

La aparición en el mercado del último modelo de gafas de Spiuk, las PROFIT, nos brind...

Uno de los cascos integrales referentes del mercado estrena nuevas tecnologías para m...

La Strike eRIDE es la última incorporación al catálogo de Scott, una bici que retoma ...

Si nos referimos a cuerpo humano y su biomecánica, el Core se sitúa en la zona media ...

BH fue absoluta pionera en la llegada de las bicis eléctricas, y eso le sigue dando v...

La alianza entre un cuadro compacto y unas ruedas de 29” da como resultado una Trail ...