Cómo recolocar los pistones de freno

Si al transportar nuestra mountain bike con las ruedas quitadas presionamos el freno sin haber puesto el separador, los pistones se cierran y no entra el disco.
MARCOS PÉREZ, FTO.: GONZALO MANERA -
Cómo recolocar los pistones de freno
Cómo recolocar los pistones de freno

HERRAMIENTAS


1. Desmontable de ruedas.
Vamos a utilizarlo para devolver los pistones a su lugar; puede no ser la herramienta adecuada, pero no lo olvides, en esta Guía de Trucos Prácticos nos enfrentamos a situaciones cotidianas que podemos encontrarnos en nuestras rutas... y por lo tanto hemos de ser un poco “McGyvers”.

PASO A PASO...

Es bastante habitual, al transportar nuestras bicis, tener que quitar alguna de las dos ruedas; si nuestros frenos son discos hidráulicos y olvidamos poner los separadores originales en nuestras pinzas de freno es bastante posible que durante el trasnporte la maneta de freno pueda presionarse por error. Si ocurre esto, los pistones, al no encontrarse con los discos pueden salirse de su ubicación y hacer que nos resulte imposible colocar la rueda. Te enseñamos cómo solucionarlo.


1. Ahí lo tienes;
al haber presionado la maneta de freno sin colocar los espaciadores, los pistones, al no encontrarse con el disco de freno continúan su recorrido hasta llegar a salirse, no completamente, de su ubicación, imposibilitándonos colocar la rueda.

Publicidad


2. Tenemos que sacar las pastillas de freno para poder acceder a los pistones y devolverlos a su ubicación.
Lo primero es quitar el clip que asegura el tornillo/pasador que mantiene las pastillas de freno en su sitio.


3. Una vez hecho esto, con la mano tiramos del circlip,
quitamos dicho tornillo/pasador, de esta manera ya hemos liberado las pastillas de freno y podemos sacarlas del cuerpo de la pinza de freno.


4. Es momento de sacar las pastillas;
éstas van sujetas por una pieza metálica que hace presión hacia afuera sobre ellas para darles tensión una vez están colocadas en las pinzas de freno. Sujeta las pastillas y la chapa que las sujeta con tu mano y tira de ellas hacia arriba para sacar el conjunto.

Publicidad


5. Ya tenemos acceso directo a los pistones.
Ahora, con la parte más estrecha de uno de tus desmontables, y generalmente desde la parte de abajo de la pinza de freno, comenzamos a hacer presión sobre los pistones para devolverlos a su lugar original. Actúa siempre sobre el centro de los pistones, apoyando el cuerpo del desmontable sobre la propia pinza de freno para ayudarte a ejercer presión sobre los pistones haciendo palanca sobre él. Nunca hagas esta maniobra con un utensilio de metal, ya que dañarías el cuerpo de los pistones, al ser generalmente éstos cerámicos, pudiendo llegar a producir fugas de hidráulico. Elegimos los desmontables por ser plásticos o de resina.


6. Repetimos los pasos 2, 3 y 4 pero a la inversa.
Volvemos a colocar las pastillas en su sitio y las aseguramos con el pasador; el problema está resuelto. Pon la rueda y a montar. 

Publicidad
Te recomendamos

Una labor de equipo en todos los frentes culminada con éxito tras ocho jornadas frené...

Uno de los cascos integrales referentes del mercado estrena nuevas tecnologías para m...

La Strike eRIDE es la última incorporación al catálogo de Scott, una bici que retoma ...

Si nos referimos a cuerpo humano y su biomecánica, el Core se sitúa en la zona media ...

BH fue absoluta pionera en la llegada de las bicis eléctricas, y eso le sigue dando v...

La alianza entre un cuadro compacto y unas ruedas de 29” da como resultado una Trail ...