Cambio trasero SRAM: regulación y ajuste

Pulsas, y sube una marcha. Pulsas, y baja una marcha. Este es el comportamiento ideal de cualquier cambio trasero. Las transmisiones SRAM tienen fama de mantener su funcionamiento incluso en las peores condiciones de barro, agua o suciedad. Te enseñamos a ajustarlo para que goces de ella.
Iván Mateos // Fotos: Alejandro Cubino -
Cambio trasero SRAM: regulación y ajuste
Cambio trasero SRAM: regulación y ajuste.

» HERRAMIENTAS

Un cambio trasero SRAM se ajusta como cualquier otro, sin herramientas específicas, aunque existe una plantilla que te enseñamos a continuación que facilita el proceso.

1. Plantilla 1X. Para cambios 1x. Si no la tienes, puedes usar una cinta métrica, en el texto general te lo explicamos.

2. Llaves Torx. A SRAM le gusta utilizar este tipo de tornillos, habitualmente T25.

3. Llaves Allen. Siempre fundamentales, también las daremos uso.

 

» PASO A PASO…

Partimos de la base de que el cambio no ha sufrido ningún golpe, y que tanto él como la patilla del cuadro se encuentran en perfectas condiciones y alineados. Primero ajustaremos los topes que posicionan el cambio respecto al casete en su amplitud de movimientos. Seguidamente regularemos la tensión del cable para lograr unos cambios precisos, actuando desde el tensor del mando. Este proceso es válido para todos los cambios 1x de SRAM.

1. Comenzamos soltando el cable, para ver qué tal se desliza dentro de la funda.

2. Tirando del cable, pulsa el mando y valora la suavidad dentro de la funda. Si se traba o va duro, conviene sustituir ambos antes de seguir.

3. Comenzamos los ajustes. Sitúa el pulsador en la corona pequeña.

4. Desde roscado a tope, desenrosca el tensor un par de vueltas, para tener margen de ajuste posteriormente.

5. Vamos a regular el tope superior. Empuja el cambio hacia la corona grande a la vez que giras las bielas. Si la cadena se cae hacia los radios aprieta el tornillo exterior 1/4 de vuelta y prueba. Si por el contrario no sube, afloja.

6. El cambio debe pararse cuando la ruedecilla superior quede justo debajo, alineada con la corona grande.

7. Pasamos a ajustar la separación entre el cambio y el casete. Se realiza sobre la corona grande. La plantilla SRAM es muy útil: sólo hay que hacer coincidir los dientes de corona y polea con sus dibujos.

8. Para modificar la separación se utiliza el tornillo que apoya en la patilla del cambio. Si no tienes la plantilla, deja una separación máxima entre dientes de corona y polea de 15 mm (6 mm para cambios SRAM 2x).

9. Pasamos al tope inferior. La propia tensión del muelle del cambio debería hacer bajar la cadena hasta la corona pequeña de 10 dientes, pero puedes forzar ligeramente con la mano (mientras  giras las bielas) para verificar que no se sale. Si no llega a bajar, afloja el tornillo interno 1/4 de vuelta. Si por el contrario cae hacia el cuadro, aprieta. Haz pruebas hasta que quede fino.

10. Debes alinear la polea con la cara exterior del piñón pequeño, no con el centro del piñón.

11. Fijamos el cable de nuevo. Presta especial atención al camino que debe seguir, si lo colocas o lo haces pasar por donde no es correcto será imposible hacer que cambie bien.

12. Pasamos al ajuste de cambios. Gira las bielas y pulsa para subir una corona. Si no sube, gira en sentido antihorario el tensor del mando para tensar el cable y ayudarle a subir. Mueve una posición del tensor cada vez, y prueba las veces que necesites hasta que suba correctamente. Ve probando, haciendo subidas y bajadas. Si lo sobretensamos, le costará bajar a coronas pequeñas y habrá que destensar, girando el tensor en sentido horario. La clave está en hacer pequeñas modificaciones e ir probando.       

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...