Ajuste y mantenimiento de la dirección

¿Has apreciado un “cacharreo” en la parte delantera de la bici en una bajada con piedras? ¿Ruidos como crujidos o golpeteos? Casi seguro se debe a holgura en la dirección. Es hora de realizar un mantenimiento y ajuste fino.
Iván Mateos / Fotos: Alejandro Cubino -
Ajuste y mantenimiento de la dirección
Ajuste y mantenimiento de la dirección.

 

»HERRAMIENTAS

Ajustar la dirección es muy sencillo, sólo necesitarás un par de herramientas, según tu bicicleta, y un calibre si necesitas sustituir los rodamientos:

1. Calibre o pie de rey. Hay muchos tipos de rodamientos, así que habrá que tomar medidas para seleccionar los correctos en caso de sustitución.
2. Llave Allen. De 4 o de 5 mm son las más habituales. Algunas bicis utilizan tornillos Torx.

»PASO A PASO…

¿Qué es lo más importante en la dirección? Que el ajuste sea el adecuado para que los rodamientos giren suaves y sin holgura. El ajuste se realiza desde el tornillo superior de la dirección, el cual, mediante la tapa de la dirección, empuja la potencia hacia abajo, que se desliza sobre el tubo de dirección, comprimiendo todo el sistema de rodamientos y pistas hasta eliminar el juego. Comenzamos.


1. Comprobación recomendada: desmonta la tapa (retirando el tornillo) y comprueba que hay un margen de 3 a 5 mm entre el borde de la potencia o espaciador y el tubo de la horquilla.
Si no hay margen la potencia no podrá bajar y por tanto, no será posible eliminar la holgura.


2. Afloja los tornillos de la potencia hasta que gire libremente sobre el tubo.
Si sólo quieres corregir la holgura, puedes pasar al punto 8 directamente.


3. Extrayendo la potencia se libera el conjunto.


4. Nuestra Trek Procaliber de Test utiliza una dirección de tipo integrado, donde los rodamientos se colocan y apoyan directamente sobre el cuadro.
Es el tipo de dirección más ligera. El siguiente tipo más utilizada es la semi integrada, donde unas cazoletas de aluminio se insertan en interior el cuadro, y los rodamientos sobre éstas. El último tipo es la dirección tradicional o de cazoletas externas, con rodamientos en el exterior de la pipa de dirección del cuadro.


5. Si vas a cambiar rodamientos,
asegúrate de pedir los nuevos con la misma numeración que aparece generalmente en el exterior.


6. Actualmente la dirección de casi todas las bicis de gama media y alta es conificada o tapered,
con el rodamiento inferior más grande (y resistente) que el superior.


7. Engrasa externamente los rodamientos
(si quieres puedes levantar su retén de goma con cuidado y engrasarlos internamente) y colócalos en su posición.


8. Vamos a corregir la holgura.
Empezamos apretando ligeramente los tornillos de la potencia, lo justo para que gire libremente pero no demasiado suelta sobre el tubo de la horquilla. Aprieta poco a poco los tornillos hasta que, moviendo el manillar como en la foto, no se aprecie suelto, pero aún gire fácil de lado a lado.


9. Ahora comprimimos el sistema, apretando el tornillo de la tapa superior.
Cada media vuelta comprobamos la holgura como en el paso siguiente, y vemos si se va reduciendo.


10. Sitúa las yemas de los dedos entre cazoletas y cuadro, y frena el delantero con la otra mano.
Balancea la bici adelante-atrás: si hay holgura, la sentirás en los dedos. Corrige, reapretando la tapa superior, hasta eliminarla.


11. Ahora vamos a poner el manillar recto, es decir, perpendicular a la rueda delantera.
Para esto hay un buen truco: igual la distancia entre el manillar y la cabeza de la horquilla.


12. Aprieta los tornillos de la potencia y todo listo ¡a montar!

Te recomendamos

Oxígeno y Costa Rica te invitan a un nuevo evento en la sierra de Guadarrama...

¿Sabías que este gran aliado de Nino Schurter en los circuitos se encuentra en muchas...

Control, durabilidad y eficiencia se combinan en la gama de MTB con la que la firma g...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde poner a pru...