Mecánica: Cambio de pastillas y ajuste de pinza

Cambiar las pastillas de freno es muy sencillo y es algo muy estandarizado sea cual sea la marca de tus frenos. Aprovecharemos para ajustar la pinza.
MARCOS PÉREZ GARCÍA -
Mecánica: Cambio de pastillas y ajuste de pinza
Mecánica: Cambio de pastillas y ajuste de pinza

HERRAMIENTAS

1 Llaves Allen. En el caso de estos frenos será suficiente con una 5 mm y una 2,5 mm. La 5 es para aflojar la pinza y la 2,5 para soltar el pasador. Para otros frenos necesitarás otra llave o incluso un pequeño destornillador de estrella para liberarlo; la dinámica es igual en todos.

 

PASO A PASO...

Como cualquier otra parte de nuestras bicis las pastillas de nuestros frenos de disco son susceptibles de gastarse y como tal debemos cambiarlas para asegurarnos siempre una buena frenada. Aprovechando que vamos a cambiarlas ajustaremos también las pinzas de los frenos.

1. Sacando el circlip que asegura el pasador de retención de las pastillas. Ayúdate de un destornillador o unos alicates.

2. Aflojamos el tornillo-pasador que sujeta las pastillas; dependiendo de la marca de nuestros frenos lo haremos con una llave allen o con un pequeño destornillador de estrella. En otros modelos el pasador es como una horquilla del pelo, con la punta doblada.

3.Sacamos las pastillas. Presiona una contra otra para vencer la fuerza del muelle de separación y conseguir desencajarlas de su alojamiento. Tira hacia afuera; salen con la mano.

4. Una vez extraídas las pastillas puedes aprovechar para cambiar de compuesto: las orgánicas frenan y se gastan más, las metálicas funcionan mejor en agua o barro y se gastan más despacio, éstas últimas son las más comunes. Al manipular las pastillas evita tocar la superficie de frenado ya que podrías contaminarla con la grasa de los dedos.

5. Montamos las pastillas en la pinza siguiendo a la inversa los pasos anteriores (3, 2 y 1).

6. Aflojamos ahora la pinza; basta con que “baile” un poco. Las pastillas nuevas, al ser más gruesas seguramente rozarán en el disco, es bueno que recoloquemos la pinza.

7. Sin apretar los tornillos de fijación, con la pinza suelta, presiona un par de veces el freno y a la tercera mantenlo apretado a tope; al presionar las pastillas el disco sin estar la pinza fija lo harán de plano obligándola a centrarse. Aprieta los tornillos para fijarla; recuerda no liberar el freno hasta haber apretado totalmente la pinza.

8. Verifica que no existe rozamiento entre pastillas y disco. A veces tendremos que repetir el proceso o realinear la pinza levemente.

9. A veces el disco puede estar ligeramente doblado, puedes comprobarlo a “ojímetro”. De ser así hay herramientas específicas para enderezarlo, pero debes ser cuidadoso.

 

TRUCO

Todo en su sitio. Ya que has desmontado las pastillas para cambiarlas aprovecha y echa un vistazo a los pistones; seguramente estos sobresalgan un poco para compensar el desgaste de las pastillas desgastadas. Antes de montar las nuevas empújalos a su posición original, hasta el fondo, sin dañarlos (puedes utilizar un desmontable). Aprovecha de paso para limpiarlos y ponles una gotita de aceite en la junta.

El orden es importante. Siempre que vayas a apretar un disco de freno es importante que ejerzas una presión homogénea sobre cada uno de los tornillos para asegurarte de que asienta plano sobre la superficie de contacto del buje. Para ello sigue el patrón que hemos marcado en la foto e introduce cada tornillo poco a poco, nunca lo atornilles hasta el fondo de una vez, hazlo sobre cada uno de ellos de manera uniforme.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...