¿Cómo limpiar los pistones de los frenos?

Intervienen de forma definitiva en el tacto de nuestros frenos, y requieren limpieza y lubricado para mantener ese tacto en buenas condiciones. Pero no limpiar y lubricar con cualquier cosa...
Iván Mateos -
¿Cómo limpiar los pistones de los frenos?
¿Cómo limpiar los pistones de los frenos?

 

Los pistones podemos limpiarlos con agua y jabón sin problemas, y ayudarnos de un bastoncillo, o bien utilizar un spray específico para limpieza de frenos de disco, que encontraremos bajo distintas marcas. Hay que recordar que después es necesario lubricarlos y que sólo podemos hacerlo con el mismo aceite mineral o líquido hidráulico (DOT 4, 5 o 5.1) que utilicen. Esto es debido a que los retenes son de una goma específica para cada tipo de fluido. Es decir, que si les pones “3 en 1” como hemos visto en algunos casos, las gomas se deforman. Puedes impregnar en el aceite un destornillador o un bastoncillo de los comentados anteriormente y humedecer el pistón. Después apaláncalos con cuidado para llevarlos a su posición de reposo y limpia con un papel el aceite sobrante, para evitar que pueda contaminar las pastillas. 

 


También te puede interesar: 

Mecánica: Saca el máximo partido a tus frenos de disco 

¿Qué tipo de pastilla necesitas? 

DOT vs aceite mineral 

La importancia de la separación de las pastillas de freno 

Precauciones con los discos de freno 

Purgar un freno de disco 

¿Por qué fallan tus frenos de disco? 

Consejos para comprar tus frenos de disco

 

Te recomendamos

La Strike eRIDE es la última incorporación al catálogo de Scott, una bici que retoma ...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

BH fue absoluta pionera en la llegada de las bicis eléctricas, y eso le sigue dando v...

La alianza entre un cuadro compacto y unas ruedas de 29” da como resultado una Trail ...

Repasamos con la gama de Scott eRIDE las dudas más frecuentes acerca de las bicis elé...

Que tu ruta o carrera sea un éxito o un fracaso tiene mucho que ver con lo que comemo...