3 cosas que nunca debes hacer al aparcar tu bici

Cuando no la utilices, aunque sea por poco tiempo, no hagas esto
Iván Mateos -
3 cosas que nunca debes hacer al aparcar tu bici
3 cosas que nunca debes hacer al aparcar tu bici

Todo sabemos que si vamos a dejar la bici en el dique seco durante un largo período de tiempo hay que tomar una serie de precauciones para que cuando volvamos a quitarle el polvo nos la encontremos útil para su uso. Pero… ¿qué pasa en esos cortos espacios de tiempo, de horas, entre salida y salida? ¿Hay que prestar atención a alguna conducta inapropiada que pueda perjudicar el funcionamiento de nuestra bici, poco a poco y en silencio, casi sin darnos ni cuenta?

Aquí te dejamos 3 cosas que nunca debes hacer.

1.Dejar el cambio en una corona grande

3 cosas que nunca debes hacer al aparcar tu bici

Es el error más común y también es aplicable a los desviadores de plato. Nunca los dejes en una corona grande, pues todos sus muelles quedarán tensados. Y aunque la vida útil de un muelle es muy larga, la tensión sostenida a lo largo de muchas horas de espera va sumando y mermando la efectividad del resorte. Lo ideal es dejar los desviadores siempre en piñón y plato pequeños.

2.Dejar la bici al sol

3 cosas que nunca debes hacer al aparcar tu bici

Tanto si paras a tomar un café o un cerveza, como si tu único lugar donde puedes dejarla bici en casa es en la terraza, nunca la dejes al sol. Bastante tiene la pobre con soportar las horas de ruta bajo un sol de justicia, como para también someterla a la abrasadora radiación en los momentos de descanso. El sol “se lo come todo”, desde el brillo de la pintura o el tono de los colores, a la flexibilidad y dureza de gomas y plásticos. No la tortures si no es necesario: apárcala a la sombra siempre que pares y cúbrela con una manta si la guardas en una terraza o patio trasero.

3.Dejar la tija telescópica abajo

3 cosas que nunca debes hacer al aparcar tu bici

Parece una tontería, pero a veces, sin querer, dejamos la tija telescópica comprimida. No tiene por qué ser perjudicial, pero mejor liberar tensiones. Estando comprimida se alcanza una presión altísima en la cámara de aire (si es un modelo de aire, claro), que tiene que ser soportada por los pequeños retenes y juntas que presenta. Mejor acostumbrarnos a pulsar el botón y subirla, para que duerma más relajada.

Tras leer estos tres consejos te pueden asaltar muchas dudas, como por ejemplo, ¿y qué pasa con la presión de los neumáticos o de las propias suspensiones, también hay que rebajarles la presión? La respuesta sería: sí, pero sólo para largas estancias en reposo, de meses. Para el día a día no es necesario, pues los neumáticos están diseñados para soportar la presión durante toda su vida útil (si haces kilómetros, sabes que tendrás que cambiarlos mínimo una vez al año) y los retenes de las suspensiones son suficientemente fiables, aparte de que tampoco es interesante tener que realizar un reajuste de suspensiones cada día.

Te recomendamos

Una labor de equipo en todos los frentes culminada con éxito tras ocho jornadas frené...

Uno de los cascos integrales referentes del mercado estrena nuevas tecnologías para m...

La Strike eRIDE es la última incorporación al catálogo de Scott, una bici que retoma ...

Si nos referimos a cuerpo humano y su biomecánica, el Core se sitúa en la zona media ...

BH fue absoluta pionera en la llegada de las bicis eléctricas, y eso le sigue dando v...

La alianza entre un cuadro compacto y unas ruedas de 29” da como resultado una Trail ...