Raices en bici: todo cambia mucho

Los caminos con raíces se le atragantan a muchos bikers porque cambian mucho según estén húmedas o secas, llegando a dar hasta miedo. Tenemos un aliado en la inercia...
Iván Mateos -
Raices en bici: todo cambia mucho
Raices en bici: todo cambia mucho

Cuando en lugar de tierra el camino está forrado de raíces y rocas, entonces nada tiene que ver con todo lo que hemos visto hasta ahora. En seco, este tipo de terreno ofrece mucha tracción, pero se convierte en una pista de hielo cuando se moja.

Evidentemente da mucho respeto enfrentarte a una encrucijada de raíces y rocas con velocidad, pero debemos pensar que la inercia será nuestra aliada. Debemos cruzarlo lo más rápido y perpendicular a las raíces posible, evitando tocar los frenos porque si las ruedas llegaran a bloquearse perderían cualquier ápice de tracción y derraparían de inmediato.

Procura frenar antes o después (mejor, para así pasar con cierta velocidad) de afrontar uno de estos técnicos tramos pero nunca en la mitad. Se trata de una técnica que puede parecer un poco temeraria, pero es la mejor manera de superar las raíces, una forma de maniobrar que conocen bien los que montan habitualmente en bosques con clima húmedo, pero que ciertamente para ciclistas “de secano” parece a priori un poco temerario, hasta que la confianza y la práctica te hace pillarle el truco.

Te recomendamos

¿Cuáles son los secretos del éxito? Te proponemos un plan de entrenamiento de 6 seman...

Con un cuadro especialmente diseñado para sus ruedas de diferente diámetro, alcanza u...

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

El primer capítulo de los Jorba Brothers ya está en marcha. La primera entrega de #SC...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...