¿Por qué no controlas la rueda delantera de la bici?

Los puntos que hay que revisar si tienes ese problema bajando
Iván Mateos -
¿Por qué no controlas la rueda delantera de la bici?
¿Por qué no controlas la rueda delantera de la bici?

Esa sensación de no controlar “de delante” es más habitual de lo que parece, y puede deberse a muchos y muy variados factores. Repasamos algunos de ellos y nos centramos en una de las causas más frecuentes:

1. Una posición sobre la bici demasiado retrasada hace que perdamos “aplomo” delante

  1. A veces puede deberse a las flexiones provenientes de algún componente como la propia rueda.

  2. Una excesiva presión en el neumático delantero tambien puede provocar sensación de descontrol.

  3. Por fin, un mal ajuste del rebote de la horquilla de suspensión también puede causar esta falta de dominio.

Ajustar el rebote adecuadamente es complicado, no hay una regulación estándar, aunque algunos fabricantes la proponen en relación al peso del biker. Se trata de que la horquilla recupere lo más rápido posible, pero sin demasiada violencia para que no pierda contacto con el suelo, para que, tal como se muestra en el gráfico que ves junto a estas líneas, la rueda pueda “dibujar” el terreno.

¿Por qué no controlas la rueda delantera de la bici?

Un rebote demasiado abierto o rápido provoca un extensión violenta de la horquilla, que hace que la rueda delantera pierda el contacto con el suelo, mientras que un rebote cerrado o lento no deja que la suspensión recupere, impidiendo que absorba los impactos. En ambos casos, tanto con el rebote muy abierto o muy cerrado, el resultado es una pérdida de agarre sobre el terreno e inseguridad en la conducción.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

El primer capítulo de los Jorba Brothers ya está en marcha. La primera entrega de #SC...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...