Aprende a hacer un Bunny Hop

Normalmente las ruedas de la bicicleta abandonan el suelo cuando hay una rampa, escalón o desnivel brusco que te ayuda, pero hay una forma de 'salir volando' sin que ningún elemento en el suelo te propulse. Te lo explicamos.
Juanma Montero // fotos: Gonzalo Manera -
Aprende a hacer un Bunny Hop
Aprende a hacer un Bunny Hop

Muchas caídas se podrían haber evitado dominando esta técnica: cuando se atraviesa una pequeña zanja o reguero en tu camino, cuando hay una piedra o una rama grande en mitad de tu trayectoria... todos son potenciales peligros que pueden acabar en accidente, sobre todo si vas rápido. Son muchos los que saben evitar el obstáculo con la rueda delantera pero la trasera no saben cómo lograr que se despegue, parece ir pegada al suelo. Con las pautas que te damos y mucha práctica verás cómo al final vuelas bajito.

Los pedales automáticos facilitan el proceso de levantar la rueda trasera, pero la técnica correcta se adquiere sin ellos así que, para evitar comportamientos viciados, usaremos pedales de plataforma. La sucesión de movimientos para que la bici despegue es muy similar a la que se hace con un monopatín, en el que es obvio que los pies no van pegados y un skater puede saltar un obstáculo a pesar de no llevar la tabla enganchada.

Seguro que puedes despegar la rueda delantera, pero la trasera parece estar pegada al suelo y no sabes cómo hacer que se separe del terreno

Lo primero será bajar el sillín y cambiar los automáticos por unos pedales convencionales, tipo plataforma. Este tipo de pedal es más seguro si tienes que quitar un pie para equilibrarte o apoyarte de forma imprevista y además te obliga a realizar la sucesión correcta de movimientos necesarios para un buen bunny hop, con lo que estarás construyendo una buena base técnica. En cuanto empieces a controlar la técnica podrás recuperar tus queridos automáticos para que aproveches al máximo la energía de tu pedaleo en ruta.
Comprueba que los puños de la bicicleta estén firmemente fijados sobre el manillar, unos puños que se giran hacen imposible que puedas trasladar los giros de tus muñecas adelante o atrás al resto de la bicicleta. Si se giran sácalos, limpia el manillar con alcohol y vuelve a ponerlos, con un poquito de alcohol para que deslicen. Una vez instalados el alcohol se evapora y se queden pegados.


LOS PRELIMINARES

Empieza con unos sencillos ejercicios antes de pasar al gesto completo. Vamos a desglosar los elementos del bunny hop para que los aprendáis de forma más sencilla.

1. Eleva la rueda delantera

Desplaza tu peso atrás, yendo en pie, y tira fuerte del manillar hacia el pecho para despegar la rueda delantera del suelo. A medida que se levante la rueda elévate tú también y lleva tu peso adelante. En las bicis con una potencia muy larga (la pieza que une el manillar al resto de la bici) es más difícil. Deja caer la rueda y repite este movimiento hasta que notes que cada vez te va costando menos separar la rueda del suelo. El ejercicio te sirve para ir asimilando la técnica y también para ganar fuerza de agarre en las manos y explosividad de tirón con los antebrazos hacia arriba.

2. Retuerce y gira muñecas

Es lo que más cuesta asimilar al principio, el error principal al empezar, y es esencial para el aprendizaje de la técnica. Para asimilarlo nos bajaremos de la bici, nos pondremos a su lado y agarraremos firmemente el manillar. Levanta el manillar lo más rápido y alto que puedas, despegando la rueda delantera del suelo.

Justo antes de llegar al punto más alto gira las muñecas hacia delante, haciendo avanzar los nudillos de la mano, y empuja fuerte el manillar, lanzando la bici adelante.

Cuanto más alto seas capad de levantar la rueda delantera tanto más alto será el bunny hop cuando enlaces todos los elementos que componen la técnica

3. Talones arriba y despegue de la rueda trasera

En pie, lleva el peso adelante y los talones hacia arriba, intentando que los pedales se queden pegados a tus pies para que suban. Si llevas automáticos esto es simple, al no llevarlos, tendrás que ayudarte de un empuje sobre el manillar abajo y adelante, a la vez que saltas sobre los pedales.

MARCHANDO UN 'COMPLETO'

Tirón arriba...y punto

Necesitas una zona llana de tierra, asfalto o mejor aún hierba corta, para suavizar las posibles caídas. Pedalea para ganar impulso, para de pedalear y avanza con las bielas horizontales, con el pie dominante adelantado.

La forma básica de evitar un obstáculo es simplemente tirar arriba del manillar a la vez que encoges las piernas dando un salto, para despegar las dos ruedas del suelo a la vez. Si lo haces de forma simultánea lograrás sobrevolar a una altura mínima el obstáculo. Si es una zanja o un resalte muy pequeño te servirá.

  1. En pie sobre los pedales, pie dominante adelantado.
  2. Con el manillar bien agarrado tiramos fuerte en sentido vertical.
  3. Encogemos las rodillas exactamente a la vez que tiramos del manillar.
  4. Tiramos del manillar hacia el pecho.
  5. En pie en los pedales.
  6. Flexionamos las rodillas como si nos quisiéramos poner en cuclillas.
  7. Empujamos el manillar adelante a la vez que estamos encogiéndonos.

Bunnyhop “de verdad”

La forma de ganar más altura es con la técnica correcta de bunnyhop, en la que primero se eleva la rueda delantera y luego la trasera. Se consigue mayor altura y control. Vamos a enlazar lo aprendido en los ejercicios anteriores: levantamiento de la rueda delantera, retorcer manillar y levantar trasera.Bunnyhop “de verdad”

Recuerda que no se trata de tirar con pies y manos arriba simultáneamente, sino de levantar primero la rueda delantera con el manillar y, con un giro de muñecas adelante a la vez que quitamos el peso de los pies, después traspasar este levantamiento a la bici entera.

Publicidad
También te puede interesar

Con este sencillo truco que te proponemos verás aumentada la eficiencia de tu pedalada.

Uno de los trucos más populares para hacer sobre las dos ruedas es levantar la rueda delantera, aquí te contamos como hacerlo de forma fácil y segura.

Aprende a tomar una nueva dirección con tu bici cuando no hay espacio suficiente para girar.

Sobrepasa obstáculos sin tocarlos con las ruedas gracias a esta técnica.

Controlar este ejercicio te permitirá sobrepasar escalones con más facilidad, además estarás ganando en control y conociendo mejor tu bicicleta.

La base de toda la técnica en bicicleta es el equilibrio, por eso tener un buen control de tu estabilidad a baja velocidad te va a permitir sentirte más seguro en todas las circunstancias.

Te recomendamos

Oxígeno y Costa Rica te invitan a un nuevo evento en la sierra de Guadarrama...

¿Sabías que este gran aliado de Nino Schurter en los circuitos se encuentra en muchas...

Control, durabilidad y eficiencia se combinan en la gama de MTB con la que la firma g...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde poner a pru...