Test de Usuarios Canyon Nerve: Probando una Canyon para BIKE: Primer contacto

Nuestro segundo probador del Test de Usuarios Canyon Nerve, Enrique Domingo, nos envía su primera toma de contacto con la Nerve AL 9.9 SL
Enrique Domingo -
Test de Usuarios Canyon Nerve: Probando una Canyon para BIKE: Primer contacto
Test de Usuarios Canyon Nerve: Probando una Canyon para BIKE: Primer contacto

Miércoles 19 de febrero. 12:15. Llaman a la puerta. Es el cartero. Siempre llama dos veces. Hoy sólo le ha hecho falta una. Me entrega una enorme caja con el logo de Canyon.

Con dos días de adelanto sobre el calendario previsto, me llega una preciosa Nerve AL 9.9 SL de la que podré disfrutar durante casi dos semanas. El proceso de desembalaje es rápido y sencillo. El montaje es cosa de niños: colocar el manillar y las ruedas en su sitio y a rodar. Como no voy a tener tiempo de salir a dar una vuelta como dios manda, me limito a pedalear un rato por el pueblo para verificar que todo está en su sitio y funciona correctamente. Lo único reseñable: a la cadena le cuesta subir en los piñones más altos, nada que no se arregle tensando un poco el cable.
Las obligaciones mandan y, tras comer como los pavos me voy a trabajar. Mañana le daré a la Canyon un poco de lo que necesita.

Jueves 21 de febrero. 9:10 de la mañana. Ya estoy vestido de torero. La Canyon me mira con nerviosismo desde la terraza, donde ha dormido con sus nuevas compañeras de habitación.

Hoy nos iremos a rodar por la zona de La Jarosa: pistas, caminos rotos y senderos de diferente dificultad nos esperan.

Lo primero que siento nada más subirme a la bici es que voy muy erguido. El tubo horizontal relativamente corto junto a una potencia de 80 mm. y una posición de manos alta hace que la sensación sea radicalmente distinta a la que estoy acostumbrado. Subiendo por pistas y caminos con buen firme y sin grandes desniveles voy cómodo. Sin embargo cuando la pendiente aumenta la postura es un handicap. Probablemente una potencia invertida más larga paliaría esta sensación, pero entonces la Nerve dejaría de ser la bici que es. Y es que sólo cuando la cosa se pone complicada técnicamente (ya sea subiendo o bajando) es cuando esta bici saca todo su potencial. Subir por senderos rotos, con piedras y escalones es un gustazo. Su sensible sistema de suspensión junto a sus ruedazas hacen de esta tarea un juego de niños.

Y si subiendo por estas zonas se disfruta como un enano, bajando no os quiero ni contar. Paso por encima de las piedras sin ninguna dificultad, sus 110mm. de recorrido parecen inacabables y la seguridad y el aplomo que transmite la bici te invita a buscar el límite un poco más allá de lo que le gustaría a mi mujer. Lo que antes era un handicap, la posición, ahora se transforma en un plus. El control y la sensación de seguridad que da la posición sobre la bici facilita enormemente pasar sobre toda clase de obstáculos sin perder la sensación de ser tú el que decide por dónde pasa la bici.

En esta ruta no hay terreno en el que poder poner a prueba la capacidad rodadora de la Nerve, en próximas rutas veremos que da de si en esos terrenos...

Pero antes de llegar a casa, la Nerve se empeña en mostrarme una de sus debilidades. Para evitar bajar de la montaña a mi casa por la carretera, cojo un camino que sale a la derecha. Hay que subir un escalón de unos quince cm. Levanto la rueda delantera y pasa sin problemas. La trasera se queda un poco y golpea el bordillo (tampoco es un golpe exagerado, simplemente toca el bordillo). La debilidad de las cubiertas Continental hace el resto. Pellizco y la mala leche que se dispara (llevo una rachita....). Lo peor está por llegar. Saco los parches de la mochila y ¡sorpresa! El pegamento está seco. Soy usuario de tubeless y hace demasiado que no lo utilizo. Qué le vamos a hacer, un agradable paseo hasta casa es el final de mi primera ruta con la Nerve.

Sábado, 22 de febrero. 9:10. He montado a la Nerve en el coche. Hoy nos vamos de excursión a Madrid. He quedado con mi cuñado en su casa para irnos a recorrer dos de las más clásicas zonas del MTB capitalino: La Casa de Campo y El Pardo.

Para los que no seais del foro, en estas zonas puedes encontrar de todo menos larguísimas subidas: pistas, caminos y senderos rápidos en los que poner a prueba la capacidad rodadora de la Canyon así como su comportamiento en senderos con curvas enlazadas.

Pues bien, rodando la bici es una bestia. Ajustando sus suspensiones en el nivel intermedio de compresión (la T del CTD) obtenemos un comportamiento noble y reactivo. De nuevo, una posición más estirada nos ayudaría a aprovechar mejor nuestra pedalada, pero la Nerve es la bici que es y si quieres una doble de 29 con un enfoque más rally, en el catálogo de Canyon tienes la Lux CF 29.

Se acercan los senderos que, entre los árboles, enlazan una curva tras otra. Estas son las zonas más divertidas de la ruta. Sin embargo, es sábado y estamos en Madrid. El número de bikers es muy elevado y un pequeño "atasco" provocado por un grupo que iba más despacio hace que no podamos poner al límite a la Canyon. Pero no os alarmeis, en otras partes sí que pudimos apretar y, una vez acostumbrado a las ruedas grandes y su comportamiento en curvas (es mi primera experiencia 29") la bici se muestra juguetona aunque algo lenta de reacciones.

En los continuos sube-baja que hay en algunas partes de la ruta se hace preciso aprovechar las inercias que generan las ruedas para no quedarse atrancado en el repechón de subida. Hay que hacerse a la idea de lo que llevas entre las piernas y adaptar tu forma de montar para intentar sacar el máximo provecho a la bici.

Lo peor de esta ruta es que ya metidos en harina nos percatamos de que no podemos hacer fotos, en fin, la semana que viene será.

Me queda algo más de una semana de prueba. Todas las rutas que le esperan a la Canyon discurrirán por la Sierra de Guadarrama y su entorno. Voy a hacer ligeras modificaciones en la bici (invertir potencia y pasar los espaciadores a la zona superior de esta, retrasar el sillín) a ver si consigo una postura algo más exigente subiendo sin penalizar demasiado bajando. Ya veremos qué tal sale el experimento. Os lo cuento en unos días.

TEST DE USUARIOS CANYON NERVE AL 9.9 SL: PRIMERAS IMPRESIONES

TEST DE USUARIOS CANYON NERVE AL 9.9 SL: EN EL CAMPO

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...