Publicidad

Toma de contacto Trek Stache 2016: La Nueva Dimensión

Probamos en exclusiva la espectacular nueva hardtail de Trek con las super-ruedas de 29+, una bici 2016 que tú también podrás probar en Test The Best, ya que la marca nos ha confirmado la disponibilidad de tres unidades Demo.
Héctor Ruiz/Israel Romero. Fotos: Héctor Ruiz -
Toma de contacto Trek Stache 2016: La Nueva Dimensión

El pasado Sea Otter Classic, la feria norteamericana de referencia mundial, ha destacado por ser el Sea Otter del “Plus”, con la llegada masiva de las ruedas con nuevas medidas de balón y anchos de llanta. Y si hay una bici que ha destacado por mérito propio, esta ha sido la nueva Stache de Trek, presentada allí en sociedad, con las sorprendentes ruedas de medida 29+, una concepción única, ya que el resto de marcas se encuentran apostando únicamente por las ruedas de 27,5+. Allí estuvo BIKE para ver qué esconde esta nueva bici y para ser los primeros en poner a prueba la Stache, un privilegio al que tú también tendrás acceso los días 29, 30 y 31 de mayo en Test The Best Presented by Shimano, en Cercedilla (Madrid), con tres unidades Demo disponibles. Atento a la reserva en http://testthebest.es/pruebas-de-bicis/

Esta bici, encargada de abrir una nueva dimensión del Mountain Bike, cuenta con un cuadro diseñado desde cero para dar cabida a las grandes ruedas de 29”, que una vez montadas con los neumáticos Bontrager Chupacabra de 3.0 de balón, alcanzan un diámetro exterior de 31”. El desafío no era fácil, y la respuesta por parte de Trek ha sido una configuración de vaina derecha alta, un diseño que nos recuerda ligeramente a algunas bicis de décadas pasadas (Alpistars Al-Mega, por ejemplo). Gracias a ello han logrado unas vainas súper cortas, ajustables entre 405 y 420 mm de longitud mediante la puntera deslizable Stranglehold. Con este sistema, además de poder adaptarse a transmisiones Singlespeed, le permite una ventaja única: poder montar ruedas de 27,5+ o ruedas convencionales de 29”.

Para acompañar todo este incremento de dimensiones y espacio en la bici, la Stache incorpora el nuevo estándar de anchura de ejes, el Boost. Este aumenta hasta 148 mm el ancho del eje trasero y 110 mm el delantero, 6 mm más ancho por tanto el buje trasero y 10 el delantero que los estándares convencionales hasta ahora. Ello logra un incremento de estabilidad general y de rigidez lateral, además de permitir que el cuadro se adapte mejor a las formas sobredimensionadas de las ruedas y a su línea de cadena desplazada.

La Stache viene de serie con ruedas SUN Ringlé Mulefüt, con un ancho de 50 mm, tija telescópica KS y horquilla Manitou Magnum 34 Pro. Sobre la nueva horquilla de Manitou, es el modelo de horquilla “plus” más evolucionado de la marca, desarrollada y evolucionada desde 2013. Lo veremos en versión 27.5+ y 29+ como aquí en las Stache, con versiones entre 80-140 mm en 27,5+ y 80-120 mm en 29+, compatible con neumáticos hasta de 3.4” y un precio que en el mercado será de 905 euros.

PRIMERA TOMA DE CONTACTO

Los alrededores del circuito de Laguna Seca y su famoso Saca Corchos son sirvieron como escenario para poner a prueba la Stache y comprobar las nuevas sensaciones que es capaz de hacernos experimentar. Lo primero que llama la atención es la sensación de comodidad que otorga el gran balón de los neumáticos, con una gran superficie de contacto con el terreno.  Esto es determinante a la hora de definir su buena tracción sobre terrenos sueltos, su fantástico agarre en curva y la poca fricción extra que acompaña a los neumáticos de mayor balón de 3.0”, que ruedan de maravilla incluso con una presión de tan sólo 15 psi, añadiendo un gran confort de marcha. En subidas con terreno arenoso y piedras sueltas tenemos la sensación de ser imparables, manteniendo siempre una reserva de agarre que no experimentamos con ruedas convencionales. Sorprende su aceleración, por encima de lo esperado, ya que sus enormes ruedas no se muestran especialmente perezosas en arrancadas y cambios de ritmo, si bien sí se muestran muy nobles a la hora de rodar. Del mismo modo, el manejo es superior a lo que en principio hubiéramos apostado, aunque conviene acostumbrarse al diámetro exterior de la rueda de 31”, ya que genera inercias a las que no estamos normalmente expuestos y que necesitaremos algo de tiempo a aprender a controlar perfectamente.

Conviene ser minuciosos a la hora de elegir la presión de los neumáticos, con una recomendación de rodar siempre por debajo del 10% del peso del biker en libras, es decir, de 17 psi (1,17 bares) para un peso de 170 libras (77 kg). Otro hecho que nos llamó la atención fue la necesidad de aprender a regular correctamente el comportamiento de la horquilla, ya que el “efecto muelle” que genera el neumático delantero distorsiona la percepción de sensibilidad y comportamiento de los 110 mm de recorrido de la horquilla, complicando la puesta a punto.

Estas cuestiones y otras muchas os las contaremos en el próximo número de BIKE, donde ya estamos rodando sobre una Stache para poder ofreceros más información. 

Te recomendamos

A la vuelta de vacaciones, ¡más fuerte que nunca!...

Ni playa ni montaña, este año toca quedarse en la ciudad...y no quieres perder la for...

Un sueño reparador es clave para poder dar el máximo rendimiento sobre la bicicleta d...

Toda ruta ciclista exige una hidratación adecuada, más ahora con el calor propio del ...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.