Publicidad

5765 km con una bici ¿Qué va pasando?

Nuestro experto en ultradistancia Jose María Fernández le ha dado un buen “repaso” a una Scott Spark 960 desde el año pasado. ¿Qué le va pasando a una bici con el paso de los kilómetros?
Jose María Fernández. Fotos: Alejandro Cubino -
5765 km con una bici ¿Qué va pasando?
Test de larga duración de la Scott Spark 960 de 2016

Aunque este año lo he compaginado con otras pruebas “normales” de bicis, no he dejado de hacer una prueba de Larga Duración (incluso, solapándola con la del año siguiente para avanzar más kilómetros). Esta vez, ha tocado pasar horas con el modelo más asequible de la gama Spark, la 960.

Empezamos por una breve descripción, para ver qué tipo de bici tenemos entre manos. Se trata del modelo de acceso a la gama Spark 2016 pero, también su modelo más vendido. Además, tiene el honor de compartir genes y estética con la Spark RC, galardonada con el título de Bici de año 2016, elegida por los lectores de BIKE.

Al ser un modelo asequible, no monta componentes de relumbrón, incluso, algunos, podríamos considerarlos un poco disonantes, con una bici de este precio pero, la explicación queda clara, con mirar el cuadro. Como es normal, es de aluminio, con hidroformados que nos muestran la calidad del mismo, así como unos acabados destacables. Cuenta con el exclusivo sistema de bloqueo-modificación de recorrido de la marca suiza, denominado TwinLoc que nos permite elegir entre todo el recorrido en el modo Descend (100 mm. en ambos ejes), parte de él (modo Traction) o bloquear del todo. Como en los modelos más caros, actúa de modo simultáneo en horquilla y amortiguador.

Todos los demás componentes, son un poco básicos pero, cumplen dignamente su cometido. La horquilla Rock Shox TK30 Silver de aire, obviamente, no es una Reba o Sid pero, mantiene un tacto correcto de la suspensión en el eje delantero, penalizando únicamente en peso y rigidez.

El grupo, es una mezcla de varios componentes Shimano, con la combinación de 3 platos y 9 piñones, un poco fuera de uso pero que cambia bastante bien. El pedalier es con eje Octalink, un sistema que hoy ya no se utiliza mucho. Mandos Alivio, cambio Deore y desviador SLX, completan el grupo. Los frenos, son unos Shimano M396 que, sin ser un prodigio de potencia, se dosifican muy bien y son más que correctos en una bici de estos componentes.

Las ruedas, son pesadas pero, buscan fiabilidad con unos bujes Formula/Shimano, unidos a unos aros Syncros X21, de la misma marca que, el conjunto de potencia, manillar, tija y sillín. Las cubiertas, son unas Maxxis Ikon que, funcionan en la línea del resto de los componentes.

Una vez vista la bici, toca montar en ella. Por geometría, es una bici cómoda y ágil, muy apta para hacer rutas y en pistas. La suspensión de ambos ejes, funciona de manera, más o menos, conjuntada, ayudadas por el mando único TwinLoc que, permite bloquear y modificar el recorrido con un solo mando (por cierto, de muy buen tacto y bastante sólido; nada de plástico que cede al apretar con fuerza). La trasera es un poco más activa de hidráulico que la horquilla, pero no llega a descompensar el equilibrio.

La transmisión funcionó de manera muy correcta, incluso podría decir que sorprendente porque cogí la bici con ciertos prejuicios (suelo usar bicis con SLX o XT) y pensé que iba a ir peor. Más que por funcionamiento, que es el típico de Shimano, me esperaba una menor fiabilidad y constancia en el tiempo y tener que ajustar a menudo pero, durante los 5765 kilómetros de prueba, no ha precisado un mantenimiento anormal.

En este caso, he alargado un poco el cambio de la primera cadena, hasta los 2500 kilómetros (suelo hacerlo a los 1500-2000), basándome en la longitud y no tanto en el número de kilómetros. Aunque, al llegar a este punto, el medidor indicaba que tenía un poco de margen, he cambiado por precaución. Ningún problema, ni de casete, ni de platos al poner la cadena nueva. Puse una HG50 de 9v, sustituyendo a la KMC X9 de serie.

Esta nueva cadena la mantuve hasta el final de la prueba, sin encontrar problemas tampoco. Hice la prueba de poner una cadena nueva y no se apreciaban saltos, por lo que, la transmisión aguantará unos 2000-2500 kilómetros más, probablemente.

El primer percance

El primer inconveniente que tuve fue con la cubierta trasera que, tras cruzar una zona de balasto (grava de las vías de tren), se rajó por un lateral. Tuve que poner cámara y tirar de ingenio (un trozo de plástico de una botella de refresco) para hacer los 140 kilómetros que me quedaban.

Otra labor de mantenimiento que tuve que hacer un poco antes de los 1000 kilómetros, fue apretar un poco la dirección que, iba cogiendo holgura. A los 2300, volví a hacerlo, siendo algo totalmente normal. Curiosamente, tuve que ajustar la dirección cada 1000 kilómetros de manera regular.

A nivel de frenos, si bien no ha habido ningún problema con los mismos, tras los 5765 kilómetros, las pastillas estaban al límite de desgaste, lo mismo que el espesor de los discos que, estaban a 0,1 mm. del espesor mínimo (1,0 mm.).

La horquilla, quizá esté por debajo del nivel medio de la bici y aunque su funcionamiento es correcto, no ha mantenido el nivel a lo largo de la prueba. Es normal, al no hacerle ningún mantenimiento a lo largo de los 5765 kilómetros. También, buscaba asemejar el uso al de la mayoría de los ciclistas que, no hacen mantenimiento hasta que no falla. Y a los 5700 kilómetros, empezó a perder algo de aceite por los retenes. Repito, no es correcto el modo de actuar pero, buscaba hacer lo que suele hacer el ciclista medio.

Una vez desmontado el cuadro, aprovecharía para cambiar los rodamientos de las articulaciones, más por prevención que por necesidad, ya que, todavía giraban relativamente suaves.

El resto de componentes ha pasado la prueba en buen estado, sin más incidencias a destacar, lo que da una idea de la buena calidad de los componentes, aun en una gama de entrada y en una cantidad de kilómetros que, el usuario medio de esta bici, tardará más de un año en realizar, probablemente.

FICHA TÉCNICA (con pesos reales)

Cuadro: Spark Aluminio 6011 (2786 gr. con amortiguador)

Horquilla: Rock Shox TK30 Aire 100 mm. (2158 gr.)

Amortiguador: X-Fusion Nude con TwinLoc 100-65 mm. (288 gr.; twinloc: 104 gr.)

Dirección: Syncros OE Tapered (51 gr.)

Cambio: Shimano Deore M592 9v (286 gr.)

Desviador: Shimano SLX M660 (141 gr.)

Mandos de cambio: Shimano Alivio SL-M4000 (131/131 gr.)

Frenos: Shimano M396 180/160 mm. (313/319 gr.; rotores: 178/153 gr.)

Bielas: Shimano FC-T4010 44/32/22 175 mm. (919 gr.)

Pedalier: Shimano ES300 Octalink (331 gr.)

Manillar: Syncros MTB T-bar Aluminio 6061 Flat 720 mm. (292 gr.)

Puños:  Syncros goma (94 gr.)

Potencia: Syncros MTB 80 mm./6º (128 gr.)

Tija: Syncros MTB 31,6 mm. (298 gr.)

Cierre de sillín: Syncros QR (44 gr.)

Sillín: Syncros XR2.5 (322 gr.)

Ruedas: Syncros X21 bujes Formula CL51/Shimano FH-M3050 CL (970/1169 gr.; cierres: 58/87 gr.)

Cadena: KMC X9 (280 gr.)

Casete: Shimano HG-300-9 12-36 (411 gr.)

Cubiertas: Maxxis Ikon 2.2x29” (720 gr.)

Peso: 13,96 kg. (talla M, sin pedales)

ASÍ ES AHORA LA SCOTT SPARK 960


Tambien te puede interesar

Canyon Neuron AL 9.9. Test de larga duración


 

Te recomendamos

Toda ruta ciclista exige una hidratación adecuada, más ahora con el calor propio del ...

Ni playa ni montaña, este año toca quedarse en la ciudad...y no quieres perder la for...

Un sueño reparador es clave para poder dar el máximo rendimiento sobre la bicicleta d...

Nos fuimos al Test The Best 2017 para que los participantes de la rutas probaran San ...

A medio camino entre una bicicleta y una moto, la Bultaco Brinco es un vehículo sorpr...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.