Publicidad

Purgado frenos Shimano

Los frenos Shimano se caracterizan por la simpleza de su mantenimiento. recuperar su tacto suave y potente es algo muy sencillo, ya verás.
MARCOS PÉREZ, FTO.: GONZALO MANERA -
Purgado frenos Shimano

 

» HERRAMIENTAS

1. Llaves Allen. De 4 y 5 mm. Las emplearemos para desmontar la pinza y mover la maneta.

2. Llave fija de 7 mm. Para aflojar el purgador de la pinza.

3. Kit de sangrado Shimano. Incluye el separador de pistones y el embudo para la maneta.

4. Aceite mineral. Recuerda que los frenos Shimano son incompatibles con el líquido de freno.

5. Tubo de goma y recipiente. Para recoger el aceite a sustituir. 6 Guantes de látex o vinilo. Con ellos protegeremos nuestras manos.

 

» PASO A PASO...

Los frenos Shimano son sin duda los más sencillos de purgar del mercado. Utilizan la propia gravedad como mecanismo de sangrado, huyendo de esta manera de la necesidad de inyectar el aceite. Recuerda además que lo frenos Shimano utilizan exclusivamente aceite mineral en lugar de líquido de frenos, siendo además menos agresivos con el medio ambiente. 

1. Empezamos desmontando la pinza de freno y extrayendo las pastillas para evitar posibles contaminaciones con el hidráulico. Al desmontar la pinza y dejar que ésta cuelgue nos aseguramos de que, por efecto de la gravedad, el aceite se reparta bien por todo el circuito.

 

2. Colocamos en lugar de las pastillas el espaciador facilitado por Shimano. Dicho espaciador mantiene los pistones en la posición adecuada durante el proceso de purgado.

 

3. Retiramos el capuchón de goma del purgador de la pinza de freno y montamos en él el tubo de goma con el otro extremo dentro de un bote o vaso para recoger el aceite.

 

4. Colocamos la maneta de freno en posición horizontal; desenroscamos el tornillo-tapón de purgado y roscamos en su lugar el embudo de Shimano, llenándolo hasta la mitad de aceite mineral.

 

5. Abrimos 1/2 vuelta el purgador de la pinza con una llave fija de 7 mm y dejamos que fluya el aceite y con él las burbujas de aire, que empiezan a salir por efecto de la gravedad; vigila que el embudo de la maneta no se quede sin aceite, esto haría entrar aire al circuito y arruinaría el purgado.

 

6. Una vez cese la salida de burbujas cerramos el purgador de la pinza. Bloquea la maneta de freno para crear presión en el circuito. Abre a intervalos cortos de 1/2 segundo el purgador. Esto sacará las burbujas sobrantes. Cuando cesen de salir cierra definitivamente el purgador y pon el capuchón de goma.

 

7. Presiona la maneta de freno varias veces mientras la orientas 30º por encima y por debajo de la horizontal, así obligamos a salir el resto de burbujas que puedan quedar.

 

8. Cierra y retira el embudo Shimano.

 

9. Antes de poner el tapón añade un poco de aceite hasta que rebose. Puedes cerrar el circuito.

 

¡TRUCO!

>¿Frena bien?. Una vez hayas terminado con el proceso de sangrado prueba los frenos; el tacto ha de ser firme y suave. Si es esponjoso o el recorrido de la maneta es muy largo, es señal de que aún queda aire en su interior, en cuyo caso deberás repetir completamente el proceso.

>Elige acertadamente. Es fundamental que el sangrado de nuestros frenos se haga correctamente para conseguir una frenada firme y potente, pero otros factores son también importantes a la hora de lograrlo, como la elección de un compuesto de pastillas adecuadas para las condiciones en las que montemos o un correcto alineado de pinza y disco de freno. Te remitimos al apartado de “cambio de pastillas” de esta mismo Especial Mecánica para que, hagas lo que hagas, no te equivoques.   

   

Te recomendamos

Viajamos hasta Italia para asistir a la presentación de la primera eléctrica de LIV e...

Salir a montar nos gusta a todos, ¿verdad? Otra cosa es al acabar hacerle a la bici e...

Ni playa ni montaña, este año toca quedarse en la ciudad...y no quieres perder la for...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.