Publicidad

Mecánica: Reparar un tubeless pinchado

Sólo un enorme clavo o un auténtico corte realizado con una piedra afilada pueden “acabar” con un tubeless, pero sí, podemos repararlo.
Redacción mountainbike.es -
Mecánica: Reparar un tubeless pinchado

HERRAMIENTAS

1 Lija. Una lija de las que vienen incluidas en cualquier kit de parches.

2 Adhesivo. El mismo de los parches vulcanizados de siempre.

3 Desmontables. Para montar y desmontar el neumático, ¿no?

4 Alicates. Con ellos sacaremos al causante del pinchazo.

5 Seta-parche. Parche específico para Tubeless; permite reparar auténticos “boquetes”.

 

PASO A PASO...

Al parecer no hay nada indestructible y, a pesar de sus excelentes cualidades un neumático Tubeless también es susceptible de verse perforado por un tornillo o rajado por una piedra afilada... en cualquier caso podemos repararlo; te explicamos cómo.

1. En este caso particular nuestra cubierta se ha visto atravesada por un clavo de cerca de 3 milímetros de diámetro... algo difícilmente solventable en un neumático normal. Lo primero que debemos hacer es extraer el objeto que ha perforado el neumático; puedes utilizar unos alicates.

2. Una vez hemos extraído el objeto le damos la vuelta al neumático y, por su interior, buscamos el orificio generado por el clavo. Una vez lo hemos localizado lijamos la zona como si de una cámara normal se tratara a la hora de poner un parche.

3. Aplicamos en la zona que hemos lijado el adhesivo; en principio bastará el de cualquier kit de parches vulcanizados, aunque, como seguramente montemos líquido sellante una vez pegado el parche, este tipo de adhesivo es susceptible de degradarse al contacto con dichos líquidos. Sabemos de la existencia de un adhesivo utilizado en automoción llamado “cemento blanco” que puede resultar más efectivo.

4. Desenvuelve la seta-parche completamente salvo por el reverso del “parche”.

5. Como si estuvieras cosiendo, atraviesa la cubierta de lado a lado con la seta; por supuesto hazlo utilizando para ello la parte rígida de la misma.

6. Ayúdate desde el exterior de la cubierta y tira de la seta hasta que la parte ancha de ésta haga contacto con el interior de la cubierta.

7. Vuelve a dar la vuelta a la cubierta y haz presión sobre el reverso de la seta para que se adhiera bien; exactamente igual que haríamos con un parche de los de toda la vida.

8. Una vez que el adhesivo ha secado retiramos el plástico protector de la parte trasera de la seta-parche.

9. Damos la vuelta a la cubierta y, con unas tijeras, cortamos el sobrante de la seta de la banda de rodadura, y ya está listo para salir a rodar de nuevo.

 

¡TRUCO!

Nunca al ras. Una vez hayas reparado tu neumático Tubeless y te dispongas a cortar el sobrante de la seta-parche por el exterior no cortes éste al ras de la cubierta, deja un par de milímetros al menos. El neumático, al volver a hincharlo y por efecto de la presión del aire, puede retraer un poco el parche en el interior. Dejando un par de milímetros por fuera nos aseguramos de que el agujero del neumático no quede nunca expuesto a la rodadura.

¡Pero no toques!... ¿por qué tocas? Como si de un parche de los de toda la vida se tratara, te recomendamos no manipular con los dedos la zona que se adherirá al interior de la cubierta; nuestros dedos tienen grasas y aceites, propios de nuestra piel, que podrían hacer perder cualidades a la unión adhesiva del parche y la cubierta.

Te recomendamos

A la vuelta de vacaciones, ¡más fuerte que nunca!...

Ni playa ni montaña, este año toca quedarse en la ciudad...y no quieres perder la for...

Un sueño reparador es clave para poder dar el máximo rendimiento sobre la bicicleta d...

Toda ruta ciclista exige una hidratación adecuada, más ahora con el calor propio del ...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.