Publicidad

Engrasar la bici

No podemos decir que nuestra bici está limpia hasta que no la hemos engrasado correctamente. No pierdas detalle a estos consejos.
MARCOS PÉREZ, FTO.: GONZALO MANERA -
Engrasar la bici

 -TODOS LOS TUTORIALES DE MECÁNICA-

 

»HERRAMIENTAS

1 Lubricantes específicos. No nos cansamos de insistir: asegúrate de que los lubricantes que utilizas están formulados específicamente para bici. Hay uno para cada aplicación: Cadena, rodamientos, suspensiones, pasta anti-fricción para componentes en carbono... Ocurre lo mismo con los formatos: en spray, con dosificadores, por goteo. Sólo tienes que elegir cuál se adecúa más a tus gustos o necesidades.  

 

»PASO A PASO...

Una bici bien limpia no lo es todo, de echo no es nada sin un buen engrase. El engrase es fundamental. Asegura el correcto funcionamiento de las partes mecánicas de nuestra bici y le confiere una excelente protección frente a los agentes externos que provocarían óxido, corrosión y un desgaste prematuro de los componentes de nuestra bici y por tanto una vida útil mucho más corta.

 

1. Antes de ponernos a engrasar la bici debemos asegurarnos de que ésta esté completamente seca. Como os decíamos en las páginas anteriores la mejor manera de secar la bici es con un trapo, a ser posible de algodón. Huir siempre de utilizar papeles de cocina o similares, ya que su alto contenido en celulosa hace que desprenda residuos y deje restos.  

 

2. El primer paso es lubricar bien la cadena. Antes de hacerlo te recomendamos engranar plato grande y piñón pequeño, de esta manera será más sencillo acceder a la cadena; apoyamos la bici en un árbol o una pared y girando los pedales hacia atrás impregnamos la cadena entera; si queda mucho exceso de lubricante no olvides quitarlo con un trapo. Si quieres conocer trucos para engrasar bien tu cadena no dejes de echar un vistazo a las últimas páginas de este tutorial, encontrarás multitud de trucos y consejos.  

 

 

»HERRAMIENTAS

1 Lubricantes específicos. No nos cansamos de insistir: asegúrate de que los lubricantes que utilizas están formulados específicamente para bici. Hay uno para cada aplicación: Cadena, rodamientos, suspensiones, pasta anti-fricción para componentes en carbono... Ocurre lo mismo con los formatos: en spray, con dosificadores, por goteo. Sólo tienes que elegir cuál se adecúa más a tus gustos o necesidades.  

 

»PASO A PASO...

Una bici bien limpia no lo es todo, de echo no es nada sin un buen engrase. El engrase es fundamental. Asegura el correcto funcionamiento de las partes mecánicas de nuestra bici y le confiere una excelente protección frente a los agentes externos que provocarían óxido, corrosión y un desgaste prematuro de los componentes de nuestra bici y por tanto una vida útil mucho más corta.

 

1. Antes de ponernos a engrasar la bici debemos asegurarnos de que ésta esté completamente seca. Como os decíamos en las páginas anteriores la mejor manera de secar la bici es con un trapo, a ser posible de algodón. Huir siempre de utilizar papeles de cocina o similares, ya que su alto contenido en celulosa hace que desprenda residuos y deje restos.  

 

2. El primer paso es lubricar bien la cadena. Antes de hacerlo te recomendamos engranar plato grande y piñón pequeño, de esta manera será más sencillo acceder a la cadena; apoyamos la bici en un árbol o una pared y girando los pedales hacia atrás impregnamos la cadena entera; si queda mucho exceso de lubricante no olvides quitarlo con un trapo. Si quieres conocer trucos para engrasar bien tu cadena no dejes de echar un vistazo a las últimas páginas de este tutorial, encontrarás multitud de trucos y consejos.  

 

Publicidad

3. Es importante mantener también bien engrasado el muelle de nuestro cambio trasero. La mejor manera de hacerlo es accediendo a él con un dosificador, como el que ves en la foto, aplicando una grasa con base de litio; con un poco será suficiente.  

 

4. Lo mismo con los muelles de nuestros pedales. En este caso bastará con aplicar un par de gotas de aceite en cada uno de los muelles. Puedes utilizar un aceite con base de cera, que penetrará bien entre los muelles de los pedales o un aceite con Teflón. Una grasa de litio también será un buen lubricante; recuerda, sólo un poco.  

 

5. Cualquier punto de giro de nuestra bici necesita lubricación, pero si tu bici es una doble suspensión has de prestar especial atención a los puntos de articulación de la suspensión trasera. En la mayoría de los casos tendrás que retirar los tornillos que los aseguran; aprovecha para apretarlos al par correcto, es fundamental.  

 

6. Para lubricar las barras de nuestras suspensiones bastará con impregnar aceite de suspensión o aceite con Teflón en un trapo y aplica una fina capa.

 


Te puede interesar:

Lubricar la bici 

Lavar la bici 

Limpieza y engrasado de la transmisión 

Limpieza de cables 

Ceras vs lubricantes cerámicos 

6 consejos para aplicar ceras lubricantes 

 

Publicidad
Te recomendamos

Hemos tenido la oportunidad de estar con Tomi Misser en el #skodacampus y hemos habla...

Si te estás preguntando por qué las bicis eléctricas están tan de moda, intentamos re...

Viajamos hasta Italia para asistir a la presentación de la primera eléctrica de LIV e...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.