Publicidad

Consejos de Hermida para zonas de “toboganes”

¿Alguien dijo que en el MTB no entra en juego la estrategia? Aquí tenemos un ejemplo para las zonas de subidas y bajadas continuas.
JUANMA MONTERO -
Consejos de Hermida para zonas de “toboganes”

 

“En la típica zona de repechos donde no es conveniente hacer cambios de “plato”, intento jugar con el terreno realmente como si fuera un tobogán. Vamos en plato grande y usaremos las zonas de bajada y plano para mover un desarrollo alto (piñones del medio) y con pedaleo enérgico o muy enérgico, para luego al llegar al “repechillo” subir del tirón hasta la mitad y a partir de la mitad poner un piñón más grande (importante). En la subida casi, casi, acompañaremos la velocidad de la bici y así podremos apretar fuerte otra vez en la zona de bajada.

Subir un tobogán a 28 o bien hacerlo a 30 km/h no supone un gran incremento en tiempo ganado por esa diferencia de velocidad, pero en bajada y plano es un gran incremento ir de 30 a 35 dado que gastamos menos energía. Por poner un ejemplo, el repecho lo haremos en 40 segundos y la bajada o plano seguro que suponen más de 40 segundos, por lo que le sacaremos mucho más beneficio”.


 

¿CÓMO ENTRENARLO?

Estas subidas, sin ser largas, todas suman y al final de una zona de toboganes puedes sorprenderte de lo que dice tu altímetro en cuanto al acumulado, así que afróntalas con respeto y sin subestimar el hecho de que las abarques visualmente de abajo a arriba.

>Las claves son tu inercia y el buen uso del cambio, no debes dejar de pedalear en la bajada, para ganar inercia, y evita abusar de desarrollo cuando llegue la siguiente subida. Usa el cambio para que tus piernas no bajen de las 80 rpm.

Esta es la forma de prepararse, para la siguiente vez que se crucen los toboganes en tu camino.

Aceleraciones en subida. Es el nombre que le hemos dado a la ‘herramienta’ que usaremos para prepararnos. Insisto en que es un entrenamiento, no uses esta técnica en una salida larga sobre terreno ondulante.

>Haz cada cuesta sentado a un ritmo constante y que puedas mantener, a una intensidad media, y cuando queden 250 metros sigue sentado, empieza a acelerar y sigue en progresión, sobrepasa el punto más alto y cuenta hasta 10 lentamente tras pasar la cima sin dejar de acelerar. Concéntrate en aumentar la cadencia al principio y luego ve metiendo marchas más duras para aumentar la velocidad en cuanto pases la cima hasta acabar la cuenta de 10.

>Empieza con dos series de 3 subidas, con 10’ de pedaleo suave entre las dos series y 5’ entre las repeticiones. A medida que mejores ve aumentando hasta llegar a 2 series de 6.


 

Te puede interesar:

Los 7 trucos de Hermida para mejorar en las subidas

 

Consejos de Hermida para afrontar subidas largas y tendidas

 

Consejos de Hermida para superar repechos muy duros y cortos 

 

 

Te recomendamos

A la vuelta de vacaciones, ¡más fuerte que nunca!...

Ni playa ni montaña, este año toca quedarse en la ciudad...y no quieres perder la for...

Un sueño reparador es clave para poder dar el máximo rendimiento sobre la bicicleta d...

Toda ruta ciclista exige una hidratación adecuada, más ahora con el calor propio del ...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.