Publicidad

Errores (y soluciones) en el MTB femenino

Una simple bici para muchos. Una parte del cuerpo para nosotras. Por nuestra fisionomía, es fundamental elegir bien tanto bici como componentes adecuados, en un mundo “machista” donde abundan por goleada los artículos diseñados para ellos. Pero no todo es el material, también hay unas pautas claves para entrar con buen pie en el Mountain Bike.
Isa Perez Ramos -
Errores (y soluciones) en el MTB femenino
Errores (y soluciones) en el MTB femenino.

Cada vez somos más y más chicas animadas a practicar bici de montaña. Hace ya muchos años cuando empecé de manera más continuada éramos muy pocas las que salíamos al monte y ya no digo en marchas y carreras donde el número era muy reducido. El Mountain Bike es un deporte duro y explosivo que requiere de voluntad y ganas por un lado y por otro tener una forma física mínima para ir realizando salidas por el monte donde poder disfrutar con tus amigos o exigirte algo más en marchas y carreras.

Cuando empecé lo hacía sola con chicos en mi club de siempre donde mi nivel tanto técnica como físicamente no me permitía hacer grandes cosas pero mis ganas y mi motivación hicieron que poco a poco me sintiera mejor en este terreno enganchándome por completo a esta modalidad y a la gente que lo practica.

Aun así terminaba agotada en cada una de las salidas intentando seguirles… y es que las diferencias físicas entre hombres y mujeres existen. Esto hace que haya diferencias de rendimiento a igualdad de entrenamiento (Si hiciéramos las mismas horas y mismo planing de entrenamiento un hombre y yo, es muy probable que estaría por encima de mí en cuanto a resultados deportivamente hablando).

Además de estas diferencias, en el inicio de este deporte cometemos algunos errores sobre todo por falta de información o inexperiencia que poco a poco vas solventando sobre la marcha pero que a veces te puede llevar a ciertos problemas más o menos graves.

Esto es lo que yo voy a intentar explicar, siempre bajo mi experiencia donde puede que os sintáis identificadas y en otras ocasiones no.

 

DIFERENCIAS FISIOLÓGICAS

El saber estas diferencias puede ayudarnos a entender porqué el rendimiento es mayor o menor en mujeres respecto de los hombres y así evitar casos de sobre entrenamiento o desmotivación (“¿Por qué nunca llego a estar como él?”, “¿por qué lo doy todo y va sobrado?”, “siempre voy con el gancho puesto” y mi favorita… “oveja coja no para”).

➔ Una de las muchas virtudes de las chicas en el mundo del deporte es la constancia y la perseverancia, así como su capacidad de sufrimiento, que son fundamentales para mejorar y progresar en la práctica de cualquier deporte. En la bici de montaña estas cualidades te ayudan a superar muchos obstáculos que si bien no tiene por qué llevarte a los primeros puestos si te da muchas garantías de terminar cualquier ruta, marcha o prueba que nos pongan por delante.

➔ Las chicas en general por nuestra fisiología (y capacidad de sufrimiento) somos menos explosivas y más resistentes (“Diesel”) lo que hace que en esfuerzos de corta duración haya más diferencia entre hombres y mujeres y esta diferencia se iguale en el rendimiento en esfuerzos de larga duración.

➔ El rendimiento energético de una chica es mejor que el del hombre lo que le hace destacar en pruebas de resistencia. Pues a igual esfuerzo consume menos y ahorra más energía.

➔ El porcentaje de grasa corporal es superior en las mujeres, lo cual perjudica especialmente a la hora de superar desniveles.

➔ Las necesidades nutricionales son similares entre hombre y mujeres, pero nosotras tenemos un menor consumo y mejor aprovechamiento lo que hace que a mismo entrenamiento debe ser menor el aporte de calorías en mujeres.

➔ En ocasiones la práctica en alta competición puede provocar posibles problemas hormonales gracias a la perdida de grasa corporal y estrés alterando el ciclo menstrual incluso la retirada total de la regla (amenorrea).

Entiendo con esto, que las mujeres y hombres somos diferentes (que no superiores o inferiores) haciendo que el rendimiento de cada uno sea distinto entre ambos sexos, da igual el objetivo que nos pongamos. Por ello en pruebas de esfuerzo, básculas de medición o antropometrías se debe especificar si se está valorando el esfuerzo, peso y grasa corporal de una mujer o un hombre.

Por supuesto cada persona es un mundo y no hay una verdad absoluta ya que el cuerpo no es una ciencia exacta donde todo está calculado al milímetro. Son puntos generales adaptándose cada caso y nivel de entrenamiento.

 

LOS ERRORES MÁS COMUNES

Junto a las diferencias fisiológicas anteriores, hay una serie de consejos específicos que como he dicho antes, los he ido aprendiendo con los años de experiencia y que siempre vienen bien cuando estamos empezando. Previniendo de los errores más comunes que se suelen dar en la práctica de Mountain Bike por mujeres:

1. Alimentación e hidratación.

No cuidar bien la alimentación e hidratación tanto en salidas con amigos como en entrenamientos, marchas y carreras. Son muchas las personas que me han dicho: “Yo como poco porque necesito bajar de peso…” y se plantan en una salida de 3 – 4 horas por poner un ejemplo, donde se comen 1 barrita (Si llega). Por supuesto cada uno conoce bien su cuerpo y sabe bien cómo administrarse la energía para no llegar a casa mareado pero como regla general lo ideal es ir comiendo cada cierto tiempo para no terminar con la temida “pájara”. El comer poco puede suponer que al llegar a casa tengas tanta hambre que devores lo primero que cojas de la nevera obteniendo así el efecto contrario a bajar de peso.

En cuanto a la hidratación es algo fundamental, ya que el no beber líquido durante el ejercicio puede suponer la deshidratación de los músculos y provocar los temidos calambres. Normalmente llevo un bidón anclado a mi bici o un Camelbak obligándome a beber cada 10-15 minutos. Siempre es vital beber, antes, durante y después de una salida o carrera.

2. Casco y ropa para bici.

El casco es fundamental ya que es la protección que utilizamos en caso de caída y por tanto hemos de elegir uno que se adapte a nuestra cabeza. De nada nos vale elegir un tamaño inadecuado ya que perderá la función de protegernos. Una vez encontrado el casco oportuno hay que ajustarlo para que quede fijo y no se mueva en nuestra cabeza. Para ello disponen de ajustes traseros y correas que harán que quede completamente sujeto.

La ropa también es una parte muy importante en la bici ya que hay prendas indicadas para este fin, cómodas y sobre todo transpirables que ayudarán a regular la sudoración mientras hacemos el ejercicio.

Los culotes, si son de chica mucho mejor ya que tiene una forma diferente por nuestra fisonomía, además nos protegen del roce con el sillín y evitan así el dolor en el isquion por la exposición prolongada de apoyo en esta zona.  

 

 

¡TE ESPERAMOS!

Por último me gustaría animar a chicas como tú que se inician o están pensado iniciarse en este deporte porque aunque es duro, requiere de tiempo, ganas de aprender y mejorar… termina enganchando y aportando tanto en la vida de los que lo practicamos, que nunca podrás abandonar este maravilloso deporte.        

Te recomendamos

Hemos tenido la oportunidad de estar con Tomi Misser en el #skodacampus y hemos habla...

Si te estás preguntando por qué las bicis eléctricas están tan de moda, intentamos re...

Viajamos hasta Italia para asistir a la presentación de la primera eléctrica de LIV e...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.